Carruaje


Joachim Sauer, el marido de la canciller alemana, Angela Merkel, ejerció hoy de anfitrión de las parejas de los líderes del G7 que se encuentran en Baviera, a quienes invitó a un paseo en un tradicional carruaje tirado por caballos.


Las invitadas fueron la mujer del primer ministro japonés, Akie Abe; la del primer ministro canadiense, Laureen Harper, y la del presidente del Consejo Europeo, Malgorzata Tusk.


Sauer, catedrático de Química, ejerció su papel de pareja de la canciller desde primera hora, cuando la acompañó para dar la bienvenida al presidente estadounidense, Barack Obama, en la cercana localidad de Krün.


Siembre en un segundo plano y fuera de los focos, no es la primera ocasión que el marido de Merkel ejerce de anfitrión para las parejas de los jefes de Estado y de Gobierno que acuden a reuniones de alto nivel organizadas en Alemania.


Merkel, que mantiene el apellido de su primer marido, se casó en segundas nupcias con Sauer por lo civil en diciembre de 1998, después de varios años de convivencia.