Aumento


Veintenas de trabajadores dominicanos que trabajan en Manhattan, El Bronx, Brooklyn, Queens, Staten Island, y varias ciudades más del estado, se han sumado a la lucha que llevan a cabo miles de trabajadores pertenecientes a establecimientos de comida rápida. (McDonald’s; Wendy, Popeye, entre otros) que están demandando insistentemente un aumento del salario mínimo de $8.75, (equivalentes a 393 pesos dominicanos) a $15 dólares la hora (equivalentes a 675 pesos dominicanos).


Quisqueyanos como Wellington Cabrera, Mildred Acosta Ureña, José María Peralta, Arcadio Salomón, Máximo Alcántara, Josefina de los Santos y Miguelina Padilla, entre otros, todos jóvenes que oscilan entre los 18 y 23 años, manifestaron que asistieron a la audiencia pública de la Junta Salarial de comida rápida, celebrada esta semana, para apoyar la demanda que les beneficiará, al igual que a cientos de criollos que laboran en muchísimos de esos negocios en todo el estado.


La Junta Salarial celebró su segunda audiencia el pasado lunes, de cuatro que tiene que celebrar por instrucciones del gobernador Andrew Cuomo, para analizar el alza del salario mínimo de los trabajadores de ese sector, que actualmente ganan la hora a $8.75 dólares.


Según el reporte del periódico El Diario, el contralor de la ciudad, Scott Stringer, expresó que si se sube el salario mínimo más de 180 mil trabajadores se beneficiarían con $1,300 millones de dólares. Solo en la ciudad de Nueva York existen 7,600 negocios de comida rápida que emplean a más de 86 mil personas.


En Manhattan se estima que existen 34 mil trabajadores que verían un aumento de 124 dólares semanales; en El Bronx la cantidad de 22 mil verían un aumento de $139; en Queens la cantidad de 66 mil tendrían $155 semanales; y en Brooklyn 54 mil trabajadores verían un aumento de 128 dólares semanales.