Condena


Luis Figueroa, un dominicano de 31 años de edad y quien durante un escape a una persecución policial, hirió a dos agentes y destrozó dos carros patrulleros en New Hampshire, fue condenado a entre 20 y 10 años en la cárcel en la Corte Superior de Rockingham en ese estado.


Figueroa, un residente en Salem (New Hampshire), sollozó cuando el kuez William N. Delker, le cantó la condena.


“Es una suerte para usted que nadie ha muerto todavía”, le dijo el magistrado a Figueroa.


El se declaró culpable en noviembre del 2014 por cargos de asalto en segundo grado y conducta temeraria, entre otros. Otro policía se lesionó con contusiones en el cuello.


Los fiscales dijeron que Figueroa, embistió a los patrulleros policiales cuando era perseguido y que había violado su libertad condicional en un caso por narcotráfico.


El fiscal auxiliar en Salem, Jason B. Gorsky calificó a Figueroa como “una amenaza para la seguridad pública y la sociedad”.


En el incidente, un policía de Salem sufrió conmoción cerebral, cuando Figueroa estrelló su carro contra varios vehículos que estaban estacionados y provocó daños a las unidades patrulleras de la policía, estimados en $20.000 dólares.


La policía dijo que el sentenciado perdió el conocimiento en el impacto, con el pie todavía en el freno y el vehículo en marcha.


Un Gran Jurado le fijó una fianza de $1.5 millones de dólares, después que fue capturado, posterior a su escape de la escena.