Sospechosos


La policía confirmó la captura del presunto pandillero Travis Bloch de 25 años de edad, uno de dos sospechosos del asesinato del adolescente dominicano Christopher Durán de 14, perpetrado el 21 de mayo en una intersección del Bronx y cuando la víctima se dirigía de su casa a la escuela.


Los investigadores siguen tras la pista del también pandillero Jeremiah Thomas (Jay) de 16 años, quien es sindicado como cómplice del homicidio de Durán.


Al enterarse de la detención de Travis, la madre de Durán, Rosanna Grullón, mostró satisfacción y dijo que “gracias a Dios, el crimen de mi hijo no quedará impune”.


Ella define a Travis como un psicópata despiadado, capaz de producir un baño de sangre en cualquier escenario y había denunciado que fue amenazada por los pandilleros, quienes le advirtieron que la matarían a ella y a su otro hijo.


Relató que por seguridad, decidió sacar de Nueva York al mayor, Cristian Durán, de quien se alega era el objetivo de los matadores del menor y que se cobraron la venganza con el adolescente.


Travis, fue capturado en el poblado de Binghamton situado en la parte alta Norte del estado (upstate), donde fue acusado por venta de marihuana el domingo.


Los investigadores en Binghamton, hicieron un chequeo en los registros, cuando detuvieron al pandillero y encontraron que Bloch era buscado por asesinato en Nueva York.


Fue trasladado el mismo domingo en la noche a un cuartel de El Bronx, donde se le acusó de asesinato, homicidio y posesión ilegal de un arma de fuego.


Se le instruyó de cargos este lunes 15 de junio en la corte de El Bronx.


Bloch, según las imágenes de una cámara de seguridad, que la policía define como “estremecedoras”, habría disparado 16 balas contra el adolescente, impactándolo con tres, una de los plomos en la cabeza y otro en el pecho y luego huyó de la escena.


Durán, expiró en los brazos de su hermano mayor, quien junto a sus padres se presentó a la escena cuando el menor agonizaba en la camilla de los paramédicos.


Bloch, fue identificado de inmediato por la policía como el principal tirador. La policía dice creer que el asesinato de Durán tiene que ver con pandillas.


Christopher, tenía cinco arrestos previos y los investigadores aseguran que al igual que su hermano Cristian, pertenecía a la ganga “280”, una célula de la violenta pandilla “The Bloods” y que opera en El Bronx.


Los padres y el hermano del muerto niegan la versión oficial y dicen que el muchacho nunca estuvo involucrado en problemas.


Pero la madre narró que el pandillero prófugo, había estado acompañando algunas veces a su hijo, además de ir a buscarlo a su casa.


Bloch, es considerado un criminal de carrera desde hace 10 años con varios arrestos y el día del asesinato llevaba puesto un pañuelo rojo para cubrirse el rostro.


“No me siento segura mientras ellos estén en las calles, No salgo del apartamento y tengo miedo. Dios sabe lo que pasa por su mente. Vivimos con miedo, porque él mata sin piedad”, dijo hace algunas semanas la madre de Durán.


Añadió que está preocupada por la seguridad de su hijo Cristian de 17 años y su hija de 12 y a la menor la sacó de la escuela.


La señora Grullón dijo que tiene un poco de alivio, a pesar del luto.


Recordó que hacía apenas dos minutos que Christopher había salido a la escuela, cuando fue asesinado. “Se está haciendo justicia con mi hijo, no se va a quedar impune”, añadió la madre dominicana.


Dijo que el pandillero “tiene una mirada fría y no tiene ningún tipo de remordimiento y no es tanto por mi hijo, sino que hay que evitar que siga haciendo más daño a algunas personas”.


Empero, al salir de la corte donde se desmayó al ver la cara del supuesto asesino y escoltada por oficiales de la fiscalía, la madre rehusó hablar con los medios.