James Holmes


El autor de la masacre en un cine de Colorado, James Holmes, dijo una vez que deseaba que una siquiatra que le trató poco antes lo hubiese confinado para evitar el ataque.


En una grabación de video mostrada ayer a los jurados en el juicio contra Holmes, Holmes dijo además que podría no haber cometido la masacre si la siquiatra, la doctora Lynne Fenton, no hubiese prescrito una droga que redujo su ansiedad y su miedo — pero dice que quizás lo hubiese hecho más adelante en su vida.


Fenton no respondió a un mensaje telefónico ayer. Ella va a declarar como testigo más adelante en el juicio.


El video mostrado a los jurados es de una evaluación siquiátrica de Holmes ordenada por la corte y conducida el año pasado por otro siquiatra, el doctor William Reid. Reid concluyó que Holmes estaba mentalmente enfermo, pero legalmente cuerdo porque distinguía el bien del mal.


Holmes se declaró inocente por razón de enfermedad mental por el ataque del 20 de julio del 2012 en Aurora, un suburbio de Denver, que mató a 12 personas e hirió a otras 70.


Holmes está acusado de múltiples cargos de asesinato e intento de asesinato y la fiscalía pide la pena de muerte. La defensa ha pedido a los jurados que le declare inocente por razón de enfermedad mental, lo que llevaría al internamiento en un hospital siquiátrico por tiempo indeterminado.


En el video, Holmes dice que él le preguntó reiteradamente a Fenton si ella iba a hacer que la policía le detuviese bajo confinamiento siquiátrico por 72 horas, algo que ella podía hacer según la ley.


“Yo lamento que ella no me haya encerrado, porque todo pudo haberse evitado”, dice Holmes. Pero Holmes también le dice a Reid que él se cuidó de no decirle a Fenton que estaba planeando el ataque.


A preguntas del fiscal George Brauchler, Reid dijo que el deseo de Holmes de ser confinado antes del ataque es evidencia de que distinguía entre el bien y el mal. “Existe la clara implicación de que él quiere que le impidan hacer algo malo”, dijo Reid.


Fenton es una siquiatra en la Universidad de Colorado, donde Holmes estudiaba antes de la masacre. Las razones por las que ella no le pidió a la policía que detuviese a Holmes no han sido dadas a conocer, pero podrían revelarse si ella declara. De acuerdo con documentos en la corte, Holmes le dijo a Fenton que estaba teniendo pensamientos homicidas.


Se ha presentado al menos una demanda contra Fenton alegando que ella debió haber confinado a Holmes. La demanda está en suspenso hasta después del juicio.