naufragos El número de muertos por el naufragio el lunes de un barco en el río Yangtsé (centro de China), en el que viajaban 456 personas, se ha elevado a 26, mientras continúan las tareas de rescate en el lugar del suceso, donde ya ha anochecido.


Según ha confirmado la cadena estatal de televisión CCTV, hasta esta tarde las autoridades habían encontrado 26 cuerpos sin vida, si bien se desconoce dónde han sido hallados.


Se cree que estos cuerpos podrían haber sido trasladados por la corriente río abajo, una premisa por la que los equipos de emergencia ya ampliaron ayer su área de búsqueda a un total de 220 kilómetros.


El viceministro de Transporte, He Jianzhong, insistió en que el objetivo de las autoridades es aún salvar vidas, cuando ya casi se han cumplido 48 horas desde que el navío naufragara el lunes por la noche con 456 personas a bordo.


“Nos estamos encontrando con dificultades”, reconoció He en una intervención en el viaje de periodistas -la mayoría, extranjeros- organizado por el Gobierno en las proximidades del lugar del suceso.


Entre estas complicaciones, se encuentran las condiciones del río, el más caudaloso de China y con una corriente de agua “fuerte” en la zona donde está el barco casi hundido.


Un equipo de cinco naves de rescate con múltiples expertos barajan ahora qué estrategia emprender: tratar de dar la vuelta al barco -que volcó en el naufragio-, arrastrarlo hasta la orilla -muy cercana- o comenzar a perforar la quilla que todavía sobresale del agua.


Las lluvias intermitentes que siguen cayendo sobre la ciudad también dificultan las tareas y los equipos esperan que estas precipitaciones no se intensifiquen, como lo hicieron en la noche del martes, cuando grandes avenidas de la ciudad quedaron totalmente inundadas.


Fuente: Listin Diario