polo En uno de los episodios del popular programa ‘Caso Cerrado’, que emite la cadena Telemundo, la pastora María Luisa Piraquive fue blanco de una fuerte crítica, por parte de la presentadora de ese espacio, la abogada Ana María Polo.


En el capítulo, la abogada Polo pretendía resolver el caso de una colombiana que denunció a una mujer que creó una secta religiosa basada en los siete pecados capitales.


La denunciante señaló que ella y su esposo fueron manipulados y obligados a realizar actos denigrantes, como ingerir heces, aguantar hambre y vender las propiedades que la pareja tenía.


Fue en ese momento que la conductora del programa se refirió a María Luisa Piraquive, fundadora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, que tiene varias sucursales no sólo en Colombia, sino en Estados Unidos.


Polo dijo que existen personas inescrupulosas que utilizan la religión para intimidar y estafar. De inmediato citó el caso de la pastora colombiana a quien calificó de “mafiosa de primera”. (Video: “María Luisa Piraquive es una mafiosa de primera”)


“Es como si fuera ‘the godmother’: una mafiosa de primera. Se llama Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.


Porque la señora lo que tiene internacional es un sinnúmero de propiedades, pero multimillonarias, señores, y todo a nombre de sus seguidores, que son los que le dan”, dijo Polo durante el programa.


Luego expresó su opinión sobre las sectas religiosas y dijo que “hay cientos de historias en la Internet de estos pastores descarados que tienen propiedades en el mundo entero. Aquí en Colombia hay una que se llama María Luisa Piraquive que la están investigando”.


“Y miren qué simpático: ella no permite que gente lisiada se acerque a su púlpito. Me imagino que para no verse obligada a hacer un milagro. Yo ni sé, la verdad que es una discriminación, es horrible. Y la gente la sigue, que es lo más triste”, puntualizó Polo.


Sin embargo, los procesos de tutela que en su momento fueron adelantados en contra de la señora Piraquive por presunta violación del derecho fundamental a la igualdad, fueron fallados a su favor.


Este episodio tiene indignada a la comunidad religiosa perteneciente a la iglesia de la familia Piraquive, fuertemente cuestionada por los presuntos manejos irregulares de dinero en esa comunidad cristiana.


Toda esta situación se destapó luego de las polémicas declaraciones de Piraquive, en las que decía que personas con discapacidades no podían predicar en sus iglesias. Los problemas no sólo llegaron con la avalancha de críticas sino con los señalamientos de ser un clan que se dedicaba al lavado de activos.


Sin embargo, los fundadores del partido Mira han rechazado estas acusaciones y han manifestado que todo se trata de una persecución política.