Alcalde


El alcalde de la ciudad Bill de Blasio, sugirió la tarde de este domingo un boicot de los estadunidenses al turismo de la República Dominicana, además de las convenciones y conferencias internacionales que se realizan en el país caribeño, como una forma, a su juicio, de presionar al gobierno para que detenga las deportaciones de los haitianos.


El ejecutivo municipal, encabezó una conferencia de prensa con líderes haitianos y dominicanos en el Centro Cultural Malcom X y doctora Betty Shabaaz en el Alto Manhattan, en la que reanudó sus ataques de comienzos de semana a las repatriaciones del gobierno para expulsar a miles de haitianos alegadamente indocumentados.


Advirtió de Blasio que el país caribeño “es vulnerable a la presión internacional externa” y un de ellas, podría ser el boicot que sugiere.


Dijo que miles de hijos de haitianos nacidos en la República Dominicana, serán “arrancados” de su suelo. “Es claramente un acto ilegal, es un acto inmoral, es un acto racista”.


El alcalde agregó que “el gobierno dominicano y sus políticas son vulnerables a la presión de la poderosa comunidad internacional.


“Otra de las presiones externas, podría eventualmente incluir un boicot de estadounidenses a la República Dominicana como destino turístico o realizaciones de conferencias”, advirtió el alcalde.


Recordó que en Nueva York hay más de 400.000 inmigrantes nacidos en la República Dominicana y más de 100 originarios de Haití, “por lo que este conflicto ha llegado a casa”.


Agregó que “los que enfrentan la deportación, sólo conocen a la República Dominicana como su patria y en muchos casos, desde hace varias generaciones”, agregó el ejecutivo municipal.