Leonel-militaresEl embajador Hans Hertell y el embajador Robert Fannin relatan en los informes enviados al Departamento de Estado, y revelados por Wikileaks, que el presidente Leonel Fernández les dijo que las Fuerzas Armadas de República Dominicana eran una institución “corrupta”, pero que él creía que si destituía a los jefes militares corruptos podría ser depuesto como gobernante.


La embajada norteamericana le expresó al presidente Fernández preocupación por los siguientes altos oficiales militares: Manuel de Jesús Florentino y Florentino, Pedro Peña Antonio, Héctor Medina Medina, Rafael Bencosme Candelier y José Muñoz Monción. A esos oficiales el gobierno de Estados Unidos no los quería en cargos importantes en las instituciones militares u otras áreas del Estado dominicano.


A tal punto que uno de los cables de la Embajada de los Estados Unidos, expresa:


“La embajada trajo a colación los problemas con el Departamento Nacional de Inteligencia (DNI) bajo el liderazgo del general retirado Manuel de Jesús Florentino y Florentino y llevó a cabo una franca conversación sobre la competencia e integridad de Florentino, así como informaciones que vinculan a Florentino con Paulino (Quirino Ernesto Paulino Castillo, el narcotraficante). El Presidente (Leonel Fernández) señaló que durante su primer mandato, Florentino había sido Secretario de las Fuerzas Armadas y que había encabezado la guardia presidencial también. Fernández lo consideraba un oficial serio y correcto y dijo que no le conocía asociación a Florentino con el narcotráfico. El Presidente pareció aceptar los argumentos de la embajada, sin embargo, estuvo de acuerdo en sacar a Florentino pronto, en un momento menos volátil políticamente, y pidió consejo de la embajada sobre su reemplazo”.


Asimismo, señala: “El Mayor General Florentino Florentino, un individuo sobre el cual la Misión (la embajada de EE.UU) tiene gran preocupación en cuanto a la actividad ilegal, fue nombrado jefe de la Dirección de Desarrollo Fronterizo, donde las oportunidades para la corrupción relacionada con la frontera haitiana son significativas”.


En las conversaciones sostenidas entre el embajador Hans Hertell y el presidente Leonel Fernández, el representante del gobierno norteamericano le habría expresado al gobernante dominicano que “tres posibles ascensos” provocaban “seria preocupación para EUA”, y correspondían al general Héctor Medina Medina, que sonaba para Ministro de las Fuerzas Armadas; el general Rafael Bencosme Candelier, que sonaba como Jefe de la Policía; y José Muñoz Monción, almirante retirado, como Jefe de Estado Mayor de la Marina.


La embajada de EE.UU saluda que esos nombramientos no se materializaron, pero agrega:


“Sin embargo, la Misión mantiene su preocupación en cuanto a los servicios de seguridad: el Presidente” confirmó” a Medina Medina en su actual posición como Jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares (CAM), donde él continuará teniendo una poderosa influencia sobre las decisiones militares del Presidente (particularmente en lo que concierne al personal). Muñoz Monción fue nombrado comandante de la Base Naval de Las Calderas, ubicada en una región importante en la actividad de tráfico de drogas. Los recursos del país anfitrión establecidos en Las Calderas son los que deben actuar frente a las entregas de drogas por mar provenientes de Suramérica. El Mayor General Florentino Florentino, un individuo sobre el cual la Misión tiene gran preocupación en cuanto a la actividad ilegal (Ref D) fue nombrado jefe de la Dirección de Desarrollo Fronterizo, donde las oportunidades para la corrupción relacionada con la frontera haitiana son significativas”.


Agrega que en la Dirección Nacional de Inteligencia, el cooperador director Sigfrido Pared Pérez fue sustituido por el mayor general Ramón Aquino García, “cuyo récord es más neutral”.


“Como una nota potencialmente más positiva, Bencosme Candelier fue llevado como jefe de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), donde supuestamente tendrá menos oportunidades para las actividades nefarias” (Nota de Acento.com.do: nefarias significa abominables, nefastas, muy malas).


Más sobre los militares y la corrupción


Según uno de los cables enviados por los embajadores de Estados Unidos, el presidente Fernández le habría comentado al embajador estadounidense que aunque apreciaba a los militares, porque si había algo que funcionaba en la República Dominicana, era las Fuerzas Armadas, por su disciplina y respeto a la jerarquía, y porque son orgullosos de su posición.


No obstante, el diplomático afirma en su cable:


“Comentando sobre las fuerzas armadas, Fernández dijo que se sobreentiende que los militares de alto rango a menudo toman el 10% de los recursos que pasan por sus manos como “comisión”, añadiendo que las fuerzas armadas es una institución corrupta. Dijo que si se movía demasiado rápido cancelando a los oficiales corruptos, su propia posición estaría en peligro”.


Asimismo, dijo que un logro importante importante de su gobierno había sido el retiro forzoso de 100 generales desde que retornara al poder el 16 de agosto de 2004, y que había otros 100 generales más que debían ser relevados de sus cargos.


De acuerdo con el cable de la embajada de Estados Unidos, el presidente Fernández señaló que (Hipólito) Mejía le tenía aprecio a los militares y mantenía a miembros de su seguridad en uniforme mientras que él prefiere que su seguridad vista de civil.


Fuente: Acento.com.do
Publicado el 25 de Julio del 2011