SaludLa directora de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, informó ayer que con lavarse bien las manos varias veces al día con agua y jabón, colocarse el codo doblado tapándose la boca o la nariz al toser o estornudar, y evitando el contacto con objetos de uso común, las personas contribuyen a controlar la propagación del virus de la influenza “A”.


Raquel Pimentel aseguró que cada año en el país se vacunan alrededor de 250 mil personas mayores de dos años de edad hasta más de 65, como establece la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Se prioriza también a las personas con enfermedades de base, como hipertensión, diabetes, asma u otra enfermedad crónica, así como al personal de salud, como medida de contención en el sistema sanitario.


De acuerdo con Pimentel, las vacunas se programan para asegurar una cobertura antes de iniciar cada año, y así proteger la población antes de que el virus esté circulando. “Al igual que en otros países, desde el año 2009 en el nuestro se han mantenido circulando cada dos años el virus tipo A, que casi siempre se mantiene de manera alterna con otros virus comunes y que afortunadamente no causa gran severidad en relación a otros.


“Se trata de la influenza que todos conocemos y, al igual que otros países y otras partes del mundo, hemos estado expuestos a este virus”, explicó Pimentel. Sobre el particular, el infectólogo Clemente Terrero advirtió que, al ser una enfermedad respiratoria, se propaga rápidamente, por lo que exhorta a la población a adoptar las medidas de higiene que recomiendan las autoridades de Salud.


La gripe se distingue principalmente por el cuadro clínico de fiebre, dolor de garganta y tos persistente. Se recomienda que cuando las personas presentan dificultad para respirar, acudan al hospital más cercano.


Fuente: Diario Libre