Gas


Persiste en la ciudad de Puerto Plata el rechazo de residentes en varias comunidades de allí, a la intención de instalar una estación de expendio de gas licuado de petróleo, con lo que se afectaría a los residentes en esos lugares.


A la protesta que llevan a cabo los moradores de las urbanizaciones Marapicá, La Estancia, La Atlántica y La Coca Cola, este martes se sumó la Iglesia Católica, cuando el párroco Benito Hierro, reclamó a las autoridades tomar en cuenta la posición de los reclamantes, al momento de tomar una decisión al respecto.


El padre Benito hizo el planteamiento al encabezar una eucaristía en la comunidad La Estancia, en la que participaron decenas de moradores de las comunidades afectadas por esta instalación, la que juicio del sacerdote atentaría contra la salud de los munícipes de esa zona.


Hierro deploró la actitud de empresarios y políticos involucrados en ese proyecto, a quienes pidió velar por los mejores intereses de la colectividad y escuchar sus reclamos, a la vez de llamar la atención de la población en tener conciencia y buenas decisiones al momento de elegir las autoridades que los representen.


Desde hace meses dirigentes de varias organizaciones y juntas de vecinos de esas localidades vienen realizando protestas pacíficas, en rechazo de la construcción de una estación de gas licuado de petróleo en los alrededores de sus urbanizaciones.


Para oponerse a tal cosa, estos alegan que no cumple con los requisitos y regulaciones necesarias para este tipo de instalaciones. Las familias afectadas residen en sectores ubicados entre La Rotonda y la entrada a Playa Dorada, zona de gran afluencia turística y movimiento peatonal y vehicular.