Rep DomLa República Dominicana y Ecuador han encontrado su espacio en la feria turística que hoy se clausura en Guilin, sur de China, a la busca de una parte del negocio que representarán los 500 millones de chinos que, según su presidente, Xi Jinping, harán turismo por el mundo dentro de cinco años.


La República Dominicana ha compartido durante tres días pabellón en la China-ASEAN Expo 2015 con Jamaica y las Bahamas, apostando por unir fuerzas para atraer al turismo chino “de manera regional, porque los chinos no van a moverse a un solo destino a un turismo tan lejano”, dijo a Efe la directora de la Oficina dominicana de Desarrollo Comercial en Pekín, Rosa Ng Báez.


“Entonces, tanto los cubanos como los jamaicanos, los bahamenses o los dominicanos estamos atentos y tratando de coordinar programas conjuntos para facilitar que los chinos visiten nuestros países”, agregó. El reto es grande, porque al turista chino no le atrae la playa y rehuye tomar el sol, pero Ng apostó por ofrecer cultura para animar a aquellos que llegan a EEUU, Canadá o la Unión Europea a extender su viaje por tierras caribeñas.


La representante dominicana destacó que el país ofrece “la primera ciudad fundada en el Nuevo Mundo por Cristóbal Colón y esto tiene un atractivo muy especial”, además de un barrio chino para una comunidad asentada hace 151 años, de la que ella misma es descendiente.


Aunque apenas 2.000 de los cinco millones de turistas que recibe anualmente la República Dominicana sean chinos, “ahora los chinos comienzan a explorar” y se anima “a pensar que de esos 500 millones (que mencionó Xi), algunos millones llegarán a la región del Caribe” y esperan “que lo hagan al destino líder que es la República Dominicana”, dijo Ng.


Para facilitarlo, además de participar en todas las ferias importantes que organiza China, la República Dominicana ha facilitado la entrega de visados en origen y ha aprobado una exención para los que ya posean uno de EEUU, los países europeos del espacio Schengen, el Reino Unido o Canadá, algo que también aprobó este año Colombia.


Cuba, que en 2014 recibió algo más de 28.000 visitantes chinos, debería, en opinión de Ng, “convertirse en líder” de esta apuesta regional por el turismo del gigante asiático, al ser el país con una relación diplomática más larga con China y estar en plena apertura con EEUU.


De los 1.138 millones de turistas que, según la OMT (Organización Mundial del Turismo) viajaron por el mundo el año pasado, 107 millones fueron chinos, pero América fue su cuarto continente de preferencia, con 2,63 millones de viajeros. No obstante, la cifra significó un aumento 14,8 % con respecto a 2013, según la Administración Nacional de Turismo de China.


Esto ha animado a países como México (75.000 turistas) a promover su cultura con exposiciones como la del pintor Diego Rivera en Pekín, a Cuba a iniciar vuelos directos La Habana-Pekín, o a Costa Rica a abrir consulado en Shanghai, con el objetivo oficial de llegar a 50.000 turistas en 2016 (fueron 12.000 en 2013).


Ecuador dio un paso más y acordó la exención de visados para los turistas chinos durante la visita que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hizo a Pekín en enero pasado, el “primer acuerdo de este tipo de América Latina”, observó a Efe el vicecónsul del país en Guangzhou, Galo Fraga, al frente del pabellón en Guilin.


De los 10.000 visitantes chinos que Ecuador recibió en 2012, se pasó a 14.000 en 2013, cifras que recogen el esfuerzo de Ecuador por “orientar el producto al consumidor chino” con recorridos “enfocados a sitios históricos”, menús adaptados a los gustos chinos y guías capaces de hablar la lengua del visitante.


“La sociedad china ha cambiado muy rápidamente en 30 años (…) y ese cambio tan repentino se ve acompañado por una política hacia el turista” acorde en Ecuador, donde “desde 2008 facilitamos el ingreso de turistas”, destacó Fraga. La China-ASEAN Expo 2015 ha reunido durante tres días en Guilin a operadores y representantes oficiales de turismo de 50 países o regiones chinas.