ReligiososDiversos religiosos de la provincia de La Vega arremetieron hoy contra la empresa minera Falcondo, señalándola como responsable del incendio forestal que ha quemado una zona boscosa de Loma Miranda, afectando a unas 5,000 tareas de bosque en las últimas 48 horas.


El nuevo obispo de la Vega, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, que esta mañana tomó posesión del cargo con la presencia del presidente de la República, Danilo Medina, calificó de “lamentable que manos criminales esté quemando nuestros bosques”, aunque no llegó a señalar a la empresa como responsable del fuego.


Sí se pronunció en ese sentido el sacerdote Nino Ramos, que junto a otros religiosos que defienden la declaración de Loma Miranda como Parque Nacional estuvo presente en el acto, y dijo que solo creerá en el Gobierno “si se apresan y se someten a la justicia a los autores intelectuales de los incendios de Loma Miranda”.


Ramos, consideró que la empresa minera Falcondo está detrás de los mismos por tener intereses de explotación de recursos en la zona, y advirtió que, a partir de mañana domingo, “las fuerzas vivas que defienden Loma Miranda, no permitirán la entrada a esa montaña de vehículos” de la compañía.


También el sacerdote Ramón Alejo de la Cruz se manifestó al respecto diciendo que “pueden quemar todo, pero mantendremos nuestra postura de que Loma Miranda debe ser declarada Parque Nacional”, y coincidió en que lo que ocurre en la reserva es una estrategia de la minera para su deforestación.


“Es lamentable que el Gobierno se haga el sordo, ciego y mudo con lo que está ocurriendo en Miranda, pero ya es tiempo de que el Estado tome postura al respecto”, opinó el religioso, que se quejó de que “Medio Ambiente no ha asumido el papel que le corresponde” en este asunto.


Además, recordó que cuando los defensores de Loma Miranda protestaron por el corte indiscriminado de árboles en esa montaña, “la respuesta del ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez y de la gente de la Vega -en referencia a funcionarios-, fue que no autorizaron a Falcondo para hacerlo”.


Sin embargo, la empresa minera, supuestamente, “ha continuado con su proceso de depredación, y un daño a la naturaleza es un daño al plan de Dios”, dijo el cura.Asimismo, advirtió a la compañía minera de que “el pueblo dominicano ha tomado conciencia sobre esa realidad y que por consiguiente, no se dejará utilizar”, concluyó.


Por otra parte, ecologistas y defensores de Loma Miranda aseguraron que aún hay focos de fuego activos que constituyen un peligro para esta reserva forestal, en contraposición a la versión ofrecida por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que asegura que el fuego está totalmente sofocado.


Campesinos de comunidades cercanas a la zona donde se detectaron los fuegos aseguraron que todavía observan humareda que sale de la loma, aunque según técnicos y socorristas de Medio Ambiente es algo normal, ya que muchos árboles verdes se queman y, aún apagándolos, siguen expidiendo humo todavía horas después de la extinción del fuego.