PetroleoEl colapso de los precios del petróleo ha obligado a las compañías energéticas a reducir los costos y posponer los proyectos, pero está llevando a las compañías recicladoras de plástico hacia el desastre, advirtió el jefe de una de las mayores compañías de tratamiento de residuos del mundo.


“Realmente es una crisis financiera”, dijo David Steiner, director ejecutivo de Waste Management con sede en Houston, una de las mayores compañías recolectoras y procesadoras de desechos de América del Norte por volumen.


Le dijo al Financial Times que la caída del petróleo había ocurrido después de una disminución de la demanda china de productos reciclados que ya estaba preocupando a la industria. “Hemos tenido un doble golpe en los últimos seis meses: La demanda china no se ha recuperado y los precios del petróleo han bajado”, añadió.


Waste Management, que tiene una capitalización de mercado de 23 mil millones de dólares, ahora está cerrando plantas en lugar de invertir los 100 a 400 millones de dólares que por lo general gasta en activos de reciclaje cada año.


El plástico es un derivado del petróleo, y puesto que el crudo ha disminuido su valor de más de 100 dólares el barril en junio del año pasado a menos de 50 dólares este año, se ha registrado una fuerte caída en el precio del plástico nuevo – o virgen.


Esto ha llevado a muchos fabricantes de envases a utilizar el plástico virgen antes que la alternativa reciclada. Algunos fabricantes de envases prefieren el plástico virgen porque es más fácil determinar su composición química exacta, pero también compran la alternativa reciclada porque algunos clientes desean cumplir con los objetivos ambientales.


Sin embargo, dado que los precios del plástico virgen han bajado, a las compañías recicladoras les es más difícil competir y algunas compañías ya han quebrado en Europa, donde la industria también está preocupada por los precios del petróleo.


“No hay duda de que la volatilidad que hemos visto no ha ayudado al reciclaje”, dijo Roger Baynham, presidente del grupo de reciclaje de la Federación Británica de Plásticos. El panorama es sombrío si los precios del petróleo se mantienen bajos, agregó. “Si no ocurre nada, entonces se puede llegar a una situación en la que las compañías recicladoras van a seguir teniendo mucha presión sobre sus negocios”, agregó.


Las perspectivas en EEUU son igualmente preocupantes, dijo el Sr. Steiner. “A 50 dólares el barril, cualquiera que se dedique al reciclaje de plásticos queda fuera del negocio”, agregó. “Si el modelo de negocio de cualquier empresa es “voy a darle un producto de menor calidad a un precio más caro”, no va a estar en el negocio por mucho tiempo”.


“Simplemente no tiene sentido, a menos que se quiera pagar extra por usar material reciclado. Es cierto que hay compañías dispuestas a hacer eso, pero no muchas”. El Sr. Steiner dijo que algunas de las compañías de reciclaje más pequeñas de la costa este de EEUU ya estaban mostrando señales de presión, pero el hecho de que Waste Management esté cerrando plantas en lugar de abrirlas es señal de problemas mucho mayores para la industria. “Cuando las compañías más grandes como nosotros dejan de invertir, la situación es horrible”, agregó.