DominicanosDocenas de policías dominicanos que ejercen en Nueva York y agrupados en la Organización de Oficiales Internacionales FOP 920, deploraron los asesinatos de más de 20 colegas en la República Dominicana y llamaron a la sociedad a cuidar a la Policía Nacional (PN).


El presidente de la entidad, sargento Miguel Paulino Castro y el vicepresidente, ex capitán William Gutiérrez, dijeron que recibieron con gran consternación la reciente información del jefe de la PN, en la que dice que una veintena de policías han sido asesinados y más de 70 heridos en lo que va del año 2015.


“Nos solidarizamos con el jefe de la PN, Mayor General Manuel Castro Castillo, quien prometió seguir aplicando las leyes con manos duras a delincuentes, narcotraficantes y atracadores en la República Dominicana”, dijeron ambos oficiales. Paulino y Gutiérrez, sostienen que no es posible que a aquel que se llama para defienda la vida y la propiedad, reciba como pago el que se le asesine a balazos en el cumplimiento de sus funciones.


“Hay que combatir todo eso y la delincuencia en general, tomando medidas para forzar un cambio de postura en la conducta de los ciudadanos, creando valores en la población, que le den seguridad a sus habitantes”, agregan. Recuerdan que “no hay nada superior que el derecho a la vida”, diciendo que tiene que elaborarse un plan para los policías que garantice sus vidas, “porque no podemos estar teniendo más bajas”.


“No queremos ver más titulares en los periódicos de policías dominicanos asesinados en el desempeño de sus funciones”, precisaron Paulino y Gutiérrez. “El asesinato de un policía, sea donde sea, debe ser un escándalo y motivo para tomar medidas ejemplares y extremas y movilizar gentes para que se manifiesten en contra. ¿Porqué no se hace, es sólo porque un policía más ha sido asesinado?”, manifiestan.


Dicen que la sociedad dominicana tiene que entender que la policía está para cuidar a la ciudadanía, salvar vidas, incluso, “la vida del maldito cobarde que le dispara”, pero nadie sabe a cuántos pudo haber ayudado un policía que es asesinado.


Indican que muchas veces los civiles llaman a los policías, mientras los delincuentes matan a los oficiales y se dan el lujo de celebrar la muerte del oficial que decidió dedicar su vida para servir, ayudar, rescatar y defender y que también tiene esposa, esposo, hijos, padre, madre, hermanos y otros familiares.


“De este lado, seguiremos indignados con nuestros labios amargos, vistiendo nuestros uniformes, sirviendo, protegiendo, ayudando y rescatando, porque el deber y el servicio no se negocian y no hay precio para comprarlos”, explican Paulino y Gutiérrez.


Además del vicepresidente y el vicepresidente, a la declaración se sumaron los demás directivos de la FOP 920, entre ellos Luis Antonio, José Santiago, Pedro Jiminián, Cristian Peña, Silvia Toribio y los dirigentes asociados Miguel Morillo, Daniel Román, Elpidio de la Rosa, Héctor Chiesa. Las declaraciones fueron servidas por Miguel López Rodríguez, encargado de prensa y relaciones públicas de la organización de policías.