BombaEl Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC), informó que someterá a la acción de la justicia al pasajero que amenazó, supuestamente, con hacer estallar una bomba, mientras viajaba junto a 144 pasajeros y seis tripulantes en el avión de la aerolínea Jet Blue, que partió del Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA), con destino a Nueva York.


El CESAC informó en un comunicado que el hombre, de origen norteamericano, será sometido a la justicia por considerarse un pasajero perturbador y violar el artículo 81, de la Ley 188-11, sobre Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil de la República Dominicana, por lo cual podría enfrentar condena de entre 3 a 10 años de cárcel y resarcir los costos por los daños causados.


En el informe del CESAC se resalta que durante el proceso del vuelo Jet Blue, número 810, con destino a New York, el pasajero, de nombre no identificado, tuvo reacciones violentas y expresó que era terrorista e iba a explotar la aeronave con una bomba, lo que produjo pánico entre los pasajeros, por lo que el capitán de la nave comunicó a los servicios de control de tránsito aéreo que procederían a retornar a Santo Domingo por encontrarse más cerca que su destino.


El CESAC procedió a activar los planes de contingencia declarando el Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA) cerrado por amenaza de bomba. Indicó que luego de agotar los procedimientos establecidos, el CESAC como ente responsable de la seguridad de la aviación civil, dirigió todo el proceso de evacuación de los pasajeros que viajaban en dicha aeronave e inspeccionó esta, así como todo el equipaje, comprobando que se trataba de una falsa injustificada.


Cuando terminó el proceso de inspección de la aeronave, el CESAC autorizó la reapertura de las operaciones en el AILA. Según el CESAC, esta situación afectó siete vuelos de entrada y salida, que viajaron con retraso.