OnametLa directora de la Oficina Nacional de Meteorología pronosticó que la temporada ciclónica que se inicia el 1 de junio será una de las más bajas de los últimos tiempos, inclusive por debajo de la del pasado año, que también fue poco activa.


Gloria Ceballos explicó que los científicos meteorólogos han vaticinado que para los próximos seis meses está previsto que en el Atlántico solo se formen siete fenómenos atmosféricos, de los cuales se espera que cuatro lleguen a huracán, y uno de ellos a categoría de intenso.


La funcionaria explicó que ese comportamiento de reducción considerable en la ocurrencia de ciclones tropicales para el presente año se debe a la persistencia del fenómeno del niño.


Entrevistada por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, Ceballos dijo que ese fenómeno provoca un calentamiento en las aguas del océano Pacifico, pero a su vez enfría las aguas en el Atlántico.


Agregó que ese enfriamiento de las aguas del Océano Atlántico no favorece la formación de fenómenos atmosféricos, tales como depresión, tormenta, ciclón y huracanes en el periodo del primero de junio al 30 de noviembre como sucede en épocas normales.


“Los pronósticos para esta temporada ciclónica es que será menos activa que la del 2014, porque se habla de que se pueden formar una siete tormentas nombradas, cuando en una temporada normal se forman diez tormentas nombradas, y ya estábamos acostumbradas a que se formaran 15 o 17, sin embargo de esas siete tormentas nombradas cuatro podrían alcanzar la categoría de huracán, uno de ellos intenso”, precisó la directora de a ONAMET.


Sostuvo que cuando eso sucede en el Atlántico, en el pacifico se da todo lo contrario ya que se desarrolla una temporada ciclónica muy activa con potentes huracanes como sucedió el pasado año. Sin embargo la funcionara fue enfática en aclarar que, independientemente de que la temporada ciclónica se desarrolle activa o no, la Oficina Nacional de Meteorología se prepara para que, en caso de que el país pueda ser afectado por uno de esos fenómenos, informar a las autoridades de protección civil de todos sus movimientos y trayectoria.


“Siempre tenemos la mística de prepararnos para lo peor, aunque suceda lo mejor”, precisó la ingeniera Gloria Ceballos. Dijo que si al inicio de la temporada sucede algún fenómeno, el país tiene la ventaja de que como ha habido pocas precipitaciones en los últimos 18 meses, los suelos están en capacidad de recibir una gran cantidad de lluvias.


“Pero como te he señalado, todavía el Atlántico no presenta ninguna perturbación atmosférica, que nos lleve a vaticinar que comenzando la temporada ciclónica vamos a tener algún ciclón tropical”, acotó. Insistió en que el año pasado se vaticinaron nueve tormentas tropicales que es el promedio de la temporada de huracanes, porque todavía no se había desarrollado el fenómeno del niño, pero ya este año si está confirmada su presencia y por ende los pronósticos tienen una menor actividad ciclónica.


Ni Jarabacoa se ha librado de altas temperaturas, el calor superará los 40 grados


La directora de la Oficina Nacional de Meteorología, Gloria Ceballos, dijo que la sequía y el calor se mantendrán para el próximo verano, cuando se espera que la temperatura supere los 40 grados centígrados en algunas zonas del país. Ceballos dijo que la situación climática ha tenido un giro tan dramático, que en el municipio de Jarabacoa, donde siempre es primavera, la temperatura superó los 35 grados en el primer cuatrimestre del año.


Explicó que en el periodo enero-abril del presente año, se registraron temperaturas que no se veían desde hace más de un siglo. En tal sentido precisó que los patrones climáticos están cambiando, y por lo tanto están cambiando los periodos de lluvias y de sequía, y en esa misma dirección deben moverse las acciones de los hombres para el buen aprovechamiento del agua como recurso limitado.


“Fíjate, en lo que se tiene récord en los observatorios meteorológicos, enero, febrero, marzo y abril de este año, han sido los meses más calientes de lo que se tiene registro en toda la historia, y aquí en República Dominicana lo experimentamos, ya que en el mes de abril tuvimos temperaturas que superaron los 37 grados centígrados”, detalló la directora de ONAMET.


Recordó que ese nivel de temperatura en el país se producen los meses de agosto y septiembre, lo que implica que los patrones del clima están cambiando considerablemente. “Inclusive esas altas temperaturas se experimentaron en localidades que generalmente las temperaturas son agradables, como lo es La Vega, Jarabacoa y Monción, es decir lo que es el centro del país, donde se registraron temperatura de 35 grados centígrados, las cuales van a ir incrementándose”, recalcó.


Explicó que cada vez la tierra se calienta más, y el ser humano no tiene otra alternativa que no sea adaptarse a esas altas temperaturas.