BonxAbriana Pérez, una niña dominicana de siete años de edad, fue ingresada en estado crítico en el hospital Jacobi de Bronx, después que fue atropellada por un conductor que huyó de la escena (Hit and Run), cuando la menor trataba de comprar un helado en un carrito estacionado cerca de la calle 214 y la avenida Paulding en el vecindario de Williamsbridge, dijo la policía.


La niña, estaba junto a sus padres participando en una barbacoa, cuando fue a buscar la barquilla. Ella sufrió numerosas heridas graves, incluyendo la fractura de ambas piernas y otra rotura en la cadera. El chófer, que conducía un jeep Wrangler, la impactó de la cintura hacia abajo, explicaron Jacqueline y Elvis Pérez, tíos de la niña.


“Este es el fin de semana del Memorial Day, sabemos que hay carritos vendiendo helados y niños. ¿Cómo puedes acelerar en la calle?”, expresó el tío. La barbacoa, se celebraba en la casa de Pérez, cuando Abriana, estudiante de primer grado, activa, alegre y que le gusta bailar, fue acompañada por su tía en busca del helado.


Fue golpeada por el jeep en el momento que cruzaba frente al camión de los helados y la familia dijo que no tenía las luces encendidas. El chófer es activamente buscado por los investigadores que al cierre de esta crónica, no lo habían identificado.


La tía dijo que su cuerpo todavía no se siente normal. “No puedo dejar de pensar que la niña vino a mi casa. Me siento horrible porque estaban en mi fiesta, queremos proteger a la familia y a la gente que invitamos”. Abriana fue operada de las lesiones en el hospital este lunes, pero necesitará otra intervención, según dijeron los médicos que la tratan.


La policía está recabando la cooperación de la comunidad para dar con la captura del conductor. El accidente ocurrió el domingo a las 10:00 de la noche, pero la familia dijo que las autoridades de la ciudad deben hacer más para evitar ese tipo de accidentes. Los parientes informaron que la primera operación fue exitosa.