ElectrocutadaAnna Ursu encontró la muerte cuando intentó sacarse una autofoto junto a su amiga en el techo de un tren en Rumania.


Aunque ambas no entraron en contacto directo con los cables de alta tensión, el campo electromagnético que las rodeó fue lo que causó la tragedia pues la joven de 18 años recibió una descarga de 27.000 voltios y su cuerpo se incendió inmediatamente.


La amiga de Ursu salió volando del sitio y cayó varios metros por el suelo. Actualmente se encuentra en estado crítico en un hospital de la zona. Testigos de lo sucedido señalaron que ambas jóvenes burlaron la seguridad del tren e hicieron caso omiso a las indicaciones de precaución del lugar.