LocutorLos micrófonos están de luto con la partida de uno de los hombres que, con su voz, engalanó la locución, en especial la deportiva en la República Dominicana: el profesor Juan Nova Ramírez tras padecer problemas cardíacos. Tenía 75 años.


El deceso del veterano comunicador se produjo a las 5:40 de la tarde en el Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), de la Plaza de la Salud. La información del deceso fue confirmada por su hijo, también cronista deportivo Juan Nova Jr. Al momento de su muerte, a causa de insuficiencia respiratoria, Nova Ramírez se encontraba recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiovascular de Cedimat y se encontraba bajo ventilación mecánica.


Era asistido por un grupo de especialistas del referido centro médico, entre los que se encontraba el nefrólogo Guillermo Álvarez. Nova Ramírez, quien pertenecía al staff de comentaristas en su calidad de voz comercial de las transmisiones de las Grandes Ligas por CDN Radio, así como de los Tigres del Licey en la pelota invernal, era el director de la Escuela Nacional de Locución Otto Rivera.


Nova fue profesor de generaciones de locutores dominicanos. Inició su carrera en 1960 y desde entonces trabajó en transmisiones de boxeo, baloncesto, voleibol, pero es en el béisbol donde tuvo sus mayores virtudes con el micrófono.


“Él es una persona emblemática de nuestra organización, un caballero a carta cabal y sobre todo, un gran ser humano, una persona que tuvo excelentes relaciones con todos los profesionales con los que compartió y con todas las personas con que se relacionó”, dijo el presidente del Licey, Miguel Guerra Armenteros. Nova Ramírez laboró con ese equipo por 30 años.


Sus restos estarán expuestos al público a partir de las ocho de la mañana de hoy en el Jardín Memorial, ubicado en la avenida Jacobo Majluta esquina Mirador Norte.