MinouLa diputada Minou Tavárez Mirabal afirmó este sábado que la aprobación de la reforma constitucional para dar paso a la reelección del presidente Medina, se convertiría en un duro golpe contra la democracia y a un retroceso político e institucional de graves consecuencias para la sociedad dominicana.


Tavárez Mirabal, líder de la organización política Opción Democrática ratificó su preocupación durante un encuentro con periodistas invitados a la Primera Jornada de Recolección de Firmas de su partido “Si no pasa la reelección, es porque estamos avanzando hacia el camino correcto. Si las malas artes no funcionan, sería muy positivo para el país”.


La expeledeista cuestionó que 23 personas del Comité Político del PLD crean que puedan imponer sin resistencia de la ciudadanía y sin el menor cuidado por las formas una acción política de esta magnitud. Los dominicanos deben saber que quienes aprobaron este desacierto fueron 7 ministros, 6 altos funcionarios, 5 legisladores (entre los que está una hermana del Presidente Medina), dos diplomáticos y el asistente personal del Presidente, afirmó Tavárez Mirabal .


También dijo que es preocupante que sin contar con los votos suficientes en el Congreso para pasar la reforma, insistan sin importarles, el asombro y la duda de la ciudadanía acerca de cómo los apoyos podrían ser conseguidos. Expresó que la profunda crisis que revela la lucha por el poder y por quien controla los presupuestos a partir del 2016, está afectando la vida de los dominicanos y creando incertidumbre en torno al futuro.


Considera Minou que si se rechaza la reforma constitucional que busca que el Presidente Medina pueda ser candidato en el 2016, sería un hecho democrático de gran trascendencia y se convertiría en un gran paso de avance para los dominicanos y dominicanas que desean el fortalecimiento de las instituciones y más y mejor democracia.


“Si no pasa la reelección, es porque estamos avanzando hacia el camino correcto. Si las malas artes no funcionan, sería muy positivo para el país”. Dijo que la crisis del PLD y el deseo de imponer una reforma constitucional revelan una crisis del sistema de partidos.


“Llegó el tiempo para las nuevas opciones como Opción Democrática. Ahora debemos responder nosotros, esta es una coyuntura positiva para hacer realidad las nuevas propuestas”. Afirmó que no se debe temer al cambio. “La esencia de la sociedad es la del cambio, se manifiesta en ese cambio y ese cambio lo haremos positivo”.


Expresó que la sociedad dominicana no puede seguir el juego a los partidos del viejo sistema, un juego, a su juicio, que solo conduce al fracaso. Reitero que Opción Democrática no tiene vocación de soledad y enfatizó en que estos momentos todos los esfuerzos están dirigidos a cumplir los requisitos legales para alcanzar el reconocimiento de la Junta Central Electoral.