MerkelLa canciller alemana Angela Merkel dijo hoy que los rebeldes prorrusos del este de Ucrania no observan la tregua prevista en los acuerdos de Minsk, pero señaló que Alemania y Rusia van a trabajar conjuntamente para restablecer la integridad territorial de ese país.


“Este proceso es muy complejo. Esperábamos que se alcanzara un alto el fuego, pero eso no ha sido así”, dijo Merkel, flanqueada por Puton en la conferencia de prensa que ambos ofrecieron tras reunirse en el Kremlin. Agregó que todos los días se reciben informes de los observadores de la OSCE sobre violaciones del alto el fuego.


“No podemos decir que una parte cumple sus obligaciones al 100 por cien y la otra no hace nada, pero tenemos información de que hay muchas más violaciones por parte de los separatistas”, agregó. No obstante, manifestó que Rusia y Alemania van a trabajar conjuntamente para que se cumplan todos los puntos de los acuerdos de Minsk de febrero pasado.


“Debemos destacar de qué se trata cuando hablamos de cumplir los puntos del acuerdo de paz de Minsk. Se trata de que se restablezcan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. Vamos a seguir trabajando en esto conjuntamente” dijo Merkel.


La canciller subrayó que “la anexión de Crimea, que se llevó a cabo en violación de la ley internacional, y la intervención militar en Ucrania causaron un grave daño a nuestra cooperación, porque vemos en ello una amenaza al sistema de paz de Europea”. “A pesar de nuestras diferencias, debemos buscar el diálogo y una solución pacífica y hacer esfuerzos diplomáticos”, subrayó.


Dijo que la celebración de elecciones locales en las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk “debe llevar a que se restablezca pleno control sobre la frontera”, en alusión a que hay tramos controlados por los rebeldes por donde supuestamente entra la ayuda militar rusa.


Putin, por su parte, dijo que la caída del comercio bilateral entre Rusia y Alemania en un 35 por ciento debido a las sanciones y contrasanciones “no responde a los intereses ni de Rusia ni de Alemania”. Reconoció que Merkel y él difieren “sustancialmente de la valoración que hacemos de los acontecimientos (en Ucrania) que llevaron al golpe de Estado en la capital ucraniana en febrero de 2014”.