MedinaEl ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, encabezó la delegación del gobierno dominicano que asistió a los actos de beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador, después de 35 años de su asesinato.


Asimismo, Navarro aprovechó la ocasión para desarrollar una reunión de trabajo en la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), donde intercambió impresiones sobre distintos tópicos con el mismo objetivo de estrechar las relaciones bilaterales con los países de la región.


Los actos de beatificación de monseñor Romero, fueron encabezados por el cardenal Ángelo Amato, en representación del papa Francisco, acompañado del arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, donde también estuvieron presentes los obispos locales y de otros países, durante la ceremonia participaron más de 250 mil personas proveniente de todas las regiones de El Salvador, más las delegaciones de toda Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos y Europa.


El canciller Navarro al saludar al presidente Salvador, Sánchez Cerén, le hizo entrega del mensaje del presidente Danilo Medina Sánchez al Gobierno y al pueblo salvadoreño, relativo a la beatificación de monseñor Romero. En la misiva expresa que “la decisión de su santidad el Papa Francisco, llena de júbilo a todos los pueblos latinoamericanos, ya que con esto se esboza claramente que este goza de la eterna bienaventuranza, pues a lo largo de su vida mantuvo un comportamiento cristiano digno de ser recordado, célebre por su prédica en la defensa de los derechos humanos, abogando siempre por las mejores causas de los más humildes, su ejemplo de vida consolida nuestro compromiso con el fortalecimiento de la democracia y la solidaridad de todos nuestros países”, expresa el mandatario dominicano.


Asimismo, Navarro aprovechó la ocasión para desarrollar una reunión de trabajo con Victoria Velásquez de Avilés, en la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), donde intercambió impresiones sobre distintos tópicos con el mismo objetivo de estrechar las relaciones bilaterales con los países de la región, en el marco de la agenda multilateral que la República Dominicana lleva con Centroamérica.


Navarro desarrolló una amplia agenda que incluyó, además, encuentros con el personal diplomático y consular dominicano acreditado en esta nación, con quienes trató sobre los temas instituciones y la realidad de la diáspora que reside aquí. El canciller Navarro encabezó una delegación designada por el presidente Medina, integrada, además, por el viceministro de la Presidencia, Luis Henry Molina, y los embajadores José Manuel Castillo y Juany Mejía.