toritoEl jueves 30 de abril, 2015, temprano en la mañana, enfilé rumbo al norte por la autopista Duarte, me dirigí a la región del Cibao, específicamente a Santiago, para labores que regularmente realizamos en materia de visita a directores, programadores y Djs de las emisoras tropicales.


Llegada la tarde, ya había cumplido mi objetivo y bajaba las escaleras del edificio donde se aloja, la que había seleccionado para el cierre del tour de esa semana. Uno, dos, tres peldaños; entonces, la persona que me acompañaba en mi periplo me “topa” por la espalda y me dice: “Usted no se dio cuenta?, yo le respondo: ¿De qué?, y me dice: “Ahí están la gente de Chequeador.com. El sabía que le había hablado de unas informaciones que, los responsables de este sitio, habían publicado. Me detuve, realicé un movimiento de 180 grados y volví sobre mis pasos, rumbo hacia arriba.


Hacía unas semanas que nuestro promotor de la región del Cibao me había dicho, que de chequeador.com habían dado declaraciones contundentes en un programa de tv en el canal 29 de Santiago, refiriendo los detalles de lo sucedido en el 2014 con las principales orquestas merengueras de la República Dominicana. Me interesó la información y le dije que me consiguiera el video de esa declaraciones; me dijo que habían dicho que no entendían, lo que había sucedido con Héctor Acosta El Torito y que al parecer, había algo en su contra.


Cuando terminé de subir las escaleras, el acompañante entró al lugar y salieron con él representantes de este importante sitio, chequeador.com, el cual se ha convertido en una importante herramienta para la industria de la música en nuestro país. Nos dimos los saludos de rigor, le expresé el interés que tenía en las informaciones que habían proporcionado en TV y entonces comenzaron a relatarme lo que habían dicho, explicándome también, que lo hicieron directamente, aunque tienen presentadores que podrían hacerlo, así querían evitar que hubiese confusiones y malos entendidos. Llevaban en la mano modernos smartphones y otro en los bolsillos de las camisas. De personalidades agradables, conversadores y muy puntuales en sus planteamientos, me di cuenta que no iba a necesitar el video y que toda información la obtendría en vivo y directo.


Después de explicarme como son los datos en su red y confirmarme que habían dicho que entendían había algo en contra de Héctor Acosta, me hicieron la siguiente acotación: “Nunca hemos hablado con Héctor Acosta, nunca hemos estrechado su mano, hemos estado en algunos lugares donde él ha estado, pero nos hemos mantenido a distancia. Sonó un celular alojado en un bolsillo de una camisa, la persona lo miró, pero lo cerró para continuar dándome detalles. A continuación me expresó lo siguiente: “Retamos a cualquiera que desmienta los datos que damos, hay otras redes, pero cuando tú las consultas, las diferencias no son significativas “. Y entonces llega el momento estelar, me dicen: “Con estos equipos que siempre tenemos a manos, a cualquier hora, en cualquier lugar, podemos darte detalles exactos de lo que sucede en la radio de República Dominicana y de todo lo acontecido con las sonadas de cada artista”.


De repente!!! Le “echan mano” al smartphone que alguien sostiene en su mano derecha y me dice: “Aquí están los datos de un año completo, 24 Abril 2014-24 Abril 2015”. Paso a paso fueron apareciendo los números y pudimos ver lo siguiente:


-Héctor Acosta El Torito está en el lugar número 6 de todos los artistas que sonaron en ese periodo en República Dominicana. Un listado que lo encabeza Romeo Santos con alrededor de 125 mil sonadas. El Torito tiene alrededor de 30 mil sonadas.
-Mirian Cruz ocupa el lugar número 33 de la lista con alrededor de 10 mil sonadas.
-José Virgilio Peña Suazo, está muy abajo no pudimos distinguirlo.


Esos son los detalles con relación al posicionamiento de las tres orquestas involucradas en lo sucedido en el ceremonial de los Premios Soberano y que generaron la queja de Héctor Acosta. Quejas con las que estamos de acuerdo y que pensamos que muy poco dijo.


Ahora vamos a señalar el aspecto del merengue del año:
-El tema Llegó la Morena, de Héctor Acosta con alrededor de 11 mil sonadas.
-El merengue ganador del premio soberano, “Dios me tiene a mi lo mío”, de José Virgilio Peña Suazo, con 1,288 sonadas. Este número lo pongo exacto porque me llamó mucho la atención.


Chequeador.com me hicieron la aclaración de que ese fue un tema que sonó muy poco tiempo, entonces no se entendía como resultó ser el ganador. También me dijeron lo siguiente: Que si está comprobado, porque hoy día es muy difícil mentir en este negocio debido a las redes sociales, que El Torito fue la agrupación popular que mayor cantidad de eventos realizó a nivel nacional e internacional, si fue el que más sonó con dos grandes merengues como los fueron “Llegó La Morena” y “Navidad Pa Mi Gente” y que si por ese merengue obtiene el Premio “Artista Tropical Merengue” del Premio Lo Nuestro, ¿cómo era posible que premiaran a otros?.


Le dije que esa eran las incongruencias, los abusos y las acciones dirigidas por los condotieros del arte y el espectáculo en este país, amos y señores de las decisiones retorcidas que se presentan a menudo en contra de aquellos que han realizado un extraordinario trabajo y que entienden que, ese trabajo, debe ser reconocido porque, precisamente para eso, es el premio.


Nos despedimos con la promesa de hacer contactos en determinadas ocasiones y dándole yo las gracias por sus informaciones, las cuales considero muy importante y al mismo tiempo considero no tragármelas; además de estar convencido, cada vez más, que las quejas del artista nuestro son válidas y que debieron ser más contundentes, independientemente del aprecio que tenemos a cronistas y artistas de este conglomerado musical.


Ya me iba cuando me dijeron: “En realidad no sabemos cuáles son los parámetros que miden para premiar a un artista, porque los datos recopilados nos dicen, que ese debió ser Héctor Acosta”. Ya caminando le conteste: “Y lo grande es, que esos que premian, manejan las redes sociales y saben todo lo que hace cada quien. Es por eso que, lo que Héctor Acosta, me dijo hace alrededor de un año, en Miami, lo llevo siempre en la mente cuando suceden estas cosas, sus palabras fueron: “LO QUE MAS LE DUELE A UN ARTISTA ES, GANARSE UN PREMIO Y QUE SE LO DEN A OTRO” y después de esa frase, solo me queda decir lo siguiente: “Que alguno de esos facultos demuestre, con pruebas fehacientes, que hubo orquesta alguna, que realizara un trabajo a la altura del que realizó Héctor Acosta en el año 2014”.