A man clears rubble from the ruins of his house, after a landslide sent mud and water crashing onto homes in the municipality of SalgarA una semana de la avalancha de tierra en Salgar, departamento de Antioquia, en la zona noroeste de Colombia, se realizan labores para sanear y evitar brotes de enfermedades en la localidad. Roberto Baquero, del Ministerio de Salud, indicó que los más vulnerables suelen ser los niños y los adultos mayores.


Los rescatistas continúan el rastreo de los desaparecidos y a la fecha han logrado rescatar los cuerpos de 93 personas, algunos de los cuales yacían sepultados entre los destrozos dejados por la inusual crecida de la quebrada La Liboriana, mientras otros fueron avistados a la deriva y cauces conexos como el río San Juan y Cauca.


Cuerpos de bomberos y voluntarios siguen con las labores de búsqueda, al tiempo que la población de la referida jurisdicción colombiana trata de retomar algunas de sus actividades rutinarias. Para este lunes se tiene previsto el inicio del montaje de un puente peatonal, el primero de los cinco que serán instalados sobre La Liboriana para sustituir a los anteriores, destruidos por la avalancha de agua, piedras y lodo.


Las familias que habitaban más de 300 viviendas serán reubicadas en otros lugares, de acuerdo con información reseñada en el sitio web de la agencia Prensa Latina. Se estima que en un año esté lista la edificación, que acogerá a los más perjudicados, establecidos ahora en casas de familiares y amigos.


Ante el suceso, recibirán un subsidio gubernamental a fin de facilitar el arriendo de habitaciones hasta que puedan trasladarse a casas propias. El lunes pasado se reportó un deslave en el departamento Antioquia, a causa de las fuertes lluvias que desbordaron la quebrada La Liboriana, en el municipio Salgar.