texasLa tormenta ha pasado, pero el alcance de la tragedia apenas está empezando a emerger. Mientras el agua de las inundaciones retrocede lentamente en Texas, aparecieron más cuerpos, algunos hallados en sus vehículos, que habían sido arrastrados por las corrientes.


Hasta la mañana de este miércoles, al menos 18 murieron en Texas y Oklahoma, así como 13 en el norte de México por un tornado causado a partir del mismo sistema de tormentas. Pero 13 personas siguen desaparecidas. Y el esfuerzo para encontrarlos sigue siendo complicado.


La devastación


La cuarta ciudad más grande del país fue devastada por unas inundaciones que muchos no habían visto en su vida. Casi 30 centímetros de lluvia cayó en algunas partes de Houston solo el martes, cuando las implacables precipitaciones ya habían inundado la ciudad.


Al menos cinco personas murieron y dos permanecen desaparecidas en Houston. Las generalmente bulliciosas calles se convirtieron en ríos. Coches abandonados parecían juguetes en una bañera. “La característica definitoria de Houston son los pequeños ríos que atraviesan la ciudad”, dijo la alcaldesa Annise Parker. “Muchos de ellos se desbordaron y provocaron las inundaciones en los barrios”.


La pérdida estructural ha sido devastadora. Más de 4.000 viviendas fueron severamente dañadas, dijo Parker.