El dominicano Jorge Mercedes Cedeño, preso en Colombia, se anunciaba como “El Profeta”.Santo Domingo.-Las autoridades colombianas informaron que la estructura del grupo de narcotráfico Clan Úsuaga (Los Urabeños), que encabeza Dairo Antonio Úsuga (Otoniel), el hombre más buscado del país, utilizaba una iglesia protestante dominicana y otras de Colombia para el lavado de dinero.


Las autoridades anunciaron el lunes la captura de cuatro de los integrantes de la red que estaría lavando dinero a través de “una fachada espiritual y humanitaria”, esto es, mediante comunidades religiosas y de al menos una supuesta organización no gubernamental.


Entre los capturados está Martha Cecilia Madrid, alias “la Jefa”, cuñada de “Otoniel” y quien era la encargada de transformar el dinero ilícito producto del tráfico de drogas en bienes lujosos en sectores exclusivos de Colombia y en República Dominicana.


“Ella mantenía contactos con el representante de una iglesia protestante dominicana y a través de millonarias donaciones, que en el papel aparecían como aportes humanitarios, los condicionaba para que adquirieran suntuosidades, chalets, vehículos de alta gama y apartamentos en la zona costera del país caribeño”, indica el reporte de la Policía colombiana.


Viajaban a Santo Domingo


Esta red tenía testaferros que viajaban desde Colombia a Santo Domingo, llevando el dinero producto del tráfico de drogas de la red. “Precisamente, uno de los capturados, Jorge Mercedes Cedeño, es nacional de República Dominicana”, indicó el comunicado de la Policía de Colombia.


Jorge Amado Mercedes Cedeño es un supuesto pastor evangélico residente en San Pedro de Macorís, República Dominicana. El pasado 15 de abril estuvo en Chigorodó, de la subregión de Urabá, departamento de Antioquia, promocionando una campaña evangelística.


De acuerdo a un vídeo publicado en Youtube, él se presentaba como “El Profeta”. El Clan Úsuaga, también conocido como los Urabeños, es una nueva red de narcotráfico colombiana que ha ocupado gran parte de las rutas del debilitado cartel del Norte del Valle.


Conflicto armado


Esta banda criminal inició como una agrupación paramilitar, que se considera como la más grande, peligrosa y mejor estructurada de la subregión colombiana de Urabá, y que daba soporte al cartel del Norte del Valle. Posteriormente se fue dedicando a la exportación de cocaína, desplazando parte del cartel al que antes le daba servicio.


En el país, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) ha detectado varias rutas de esta red desde Colombia hacía República Dominicana.