Hotel


El Comité Dominicano del ICOMOS -Consejo Internacional de Monumentos y Sitios- informó que se siente altamente preocupado por la manera en que se han ido llevando los diferentes procesos que se desarrollan en la Ciudad Colonial de Santo Domingo.


La entidad mostró su preocupación por el desplome del Hotel Francés, ocurrido la noche del pasado sábado, producto de las fallas técnicas y de gestión en esos procesos.


“En tal sentido, nos dirigimos a usted como máxima autoridad para hacerle llegar nuestras recomendaciones que se fundamentan en la necesidad de que se respeten los roles establecidos por el marco legal correspondiente y que se entienda que la institución que debe llevar estos procesos es la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental (DNPM), cuya capacidad operativa debe ser fortalecida”, explica ICOMOS dominicano a través de una carta enviada al presidente Danilo Medina.


Asimismo, entiende que es imperativo responder al desplome del señalado inmueble histórico, pero que el mismo es un efecto de una causa más compleja que tiene que ver con una gestión que se ha cerrado a las recomendaciones de las entidades técnicas y profesionales especializados.


La organización sostiene que las instituciones que realizan los trabajos en la Ciudad Colonial no han respondido a las solicitudes en el sentido de que se cumplan los procedimientos adecuados de protección a los valores inmuebles y arqueológicos del Centro Histórico de la capital dominicana.


Recomienda que se trabaje en coordinación con las oficinas de la DNPM y del Ayuntamiento del Distrito Nacional, de acuerdo a un plan previamente concertado, el cual suponga la participación de los vecinos de la demarcación geográfica.


“Creemos que como institución de carácter especializada, asesora de un organismo internacional como la UNESCO, nuestro deber es conformar una comisión técnica independiente que realice un estudio sobre los procesos que se realizan en la Ciudad Colonial por diferentes instituciones del Estado para determinar las fallas y los errores que se han cometido”, agrega.


Además, proponer procedimientos que respondan a los estándares normativos internacionales y las convenciones para actuación en los centros y edificaciones históricas, de las que ha sido signataria la República Dominicana, y poner sus resultados a la disposición de su Gobierno.


Considera que el valor histórico de ese Patrimonio Cultural Mundial se ha puesto en peligro por no reconocer los roles de actuación y los procedimientos y prácticas constructivas adecuadas y sugiere al presidente Medina enmendar esa situación.