HospitalesEl paro que mantienen, desde el 13 de abril, los médicos de los hospitales públicos del Noroeste del país para exigir una serie de reivindicaciones está provocando una avalancha de pacientes en centros de salud de la ciudad de Santiago, denunció hoy el gremio que los aglutina en esta zona.


Médicos, enfermeras y personal de apoyo del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez y de otros centros de salud del Estado en Santiago, confirmaron a Efe que están llegando muchos pacientes del Noroeste, situación que preocupa a diversos sectores del noroeste y a las propias autoridades.


“Estamos recibiendo pacientes hasta por una rotura de un pie o una mano, un procedimiento no tan complicado que se puede atender en cualquier centro de salud”, dijeron médicos y enfermeras del área de Emergencia del Cabral y Báez.


En este sentido, el presidente de la regional del Colegio Médico Dominicano (CMD), Manasé Peña, declaró a Efe que el próximo martes la junta directiva de ese gremio, abordará en una sesión los problemas que afectan a los hospitales de esa sub-región y las condiciones precarias en las que trabajan los galenos. Según explicó, los médicos del Noroeste exigen un banco de sangre, el nombramiento de especialistas, principalmente en el Hospital Luis L, Bogaert de Mao, así como la instalación de equipos de rayos X y sonografía.


También piden la finalización de los trabajos de remozamiento de los hospitales de Esperanza y Mao, así como equipamiento y mejores condiciones laborales para el personal médico y para-médico de los centros de salud de las 4 provincias del Noroeste, entre otras demandas.


A partir de la asamblea del martes, se determinarán los métodos que pueden aplicarse, explicó Peña, quien lamentó que las autoridades de Salud Pública aún no estén buscando alternativas viables a los planteamientos de sus colegas del Noroeste.


Por su parte, el presidente de la filial en Valverde del Colegio Médico Dominicano (CMD), Pedro Nicasio, advirtió que se mantendrán firmes en sus protestas hasta que vean acciones concretas de parte de las autoridades que respondan a sus demandas.


Nicasio dijo a medios locales que el pasado martes 13 de este mes de mayo, cuando la huelga cumplió un mes, se reunieron con las autoridades regionales del Ministerio de Salud Pública en el Noroeste, pero que solo recibieron promesas y por esa razón, han decidido continuar con la huelga. El paro en el noroeste afecta a las áreas de consultas y cirugías electivas y otros servicios de los hospitales de Mao, Esperanza, Laguna Salada, Santiago Rodríguez, Montecristi y Dajabón.