ChoferesLa fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, anunció ayer que solicitará este viernes medidas de coerción contra 12 chóferes y ayudantes de los sindicatos de transporte de Boca Chica (Sichoproboch) y (Asochombca), quienes amenazaron con quemar un autobús que trasladaba a más 50 niños y profesores del Colegio Evangélico Episcopal, cuando se dirigían a la Feria del Libro, porque el vehículo no pertenecía a estos gremios.


Diná Llaverías comunicó en rueda de prensa, acompañada del juez Marcos Rosario, que las autoridades han apresado a 12 de los chóferes involucrados en el incidente, y que este viernes podrían apresar a otros. La fiscal de la provincia Santo Domingo condenó la acción de los chóferes y dijo que podrían enfrentar penas de hasta 30 años, bajo acusaciones de secuestro, violación de los derechos de niños, niñas y adolescentes y de entorpecer el libre tránsito.


De acuerdo con un testimonio de la profesora Omni Pérez, la acción fue en protesta, porque el centro docente no contrató los servicios de transporte de uno de los dos sindicatos. La docente precisó que los chóferes le cruzaron guaguas en plena autopista, haciendo caso omiso a los reclamos de agentes de la Policía Nacional y de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), que acudieron al lugar a intentar resolver la situación.


En tanto, el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, condenó el acto vandálico cometido por el grupo de chóferes, y consideró esta es una acción que no se debe dejar pasar por alto.