LavadoEl presidente del Consejo Nacional de Drogas, Fidias Aristy, denunció que la extradición de reconocidos narcotraficantes dominicanos a los estados Unidos se ha convertido en una especie de legalización al lavado de activos en que incurren esos capos.


Aristy lamentó que los narcotraficantes luego de pasar una corta estadía en cárceles norteamericanas retornan al país a disfrutar sus fortunas que han acumulado. Reiteró que como consecuencia del tratado vigente, las autoridades tienen las manos atadas para perseguir legalmente esa gran cantidad de bienes que obtienen los capos de sus acciones delictivas.


Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el presidente del Consejo nacional de Drogas dijo que la extradición se ha convertido en un premio para el narcotráfico y para los beneficiarios de ese proceso judicial. Agregó que mediante ese mecanismo de extraditar hacia los Estados Unidos a los narcotraficantes es una forma muy benigna que casi raya en la impunidad.


“Eso es un negocio verdaderamente redondo, y convierte en legalidad lo que es un lavado de activo, porque ya esa gran fortuna está exenta de persecución, está legalizada porque no puede legalmente ser perseguida, y ya puede ostentarla, disfrutarla y arrojarla al rostro de toda la sociedad dominicana”, se quejó el funcionario.


Agregó que el próximo en la lista para venir al país de los capos extraditados es Antonio del Rosario Puente, mejor conocido como Toño Leña, de quien se dice controlaba todas las operaciones del narcotráfico en la región Este del país, y apenas fue condenado a 72 meses en Puerto Rico.


Recordó que anteriormente se decía en Colombia que “era mejor morir que ser extraditado a una cárcel norteamericana, y que ahora se puede decir en la República Dominicana y en ese país sudamericano, que es mejor ser extraditado a estados Unidos que cualquier cosa”.


Agrega que “eso constituye un ejemplo absolutamente nocivo para la juventud y la sociedad dominicana, pero sobre todo para los sectores que tienen que estudiar y esforzarse para alcanzar un puesto de trabajo y una profesión y jamás acumular riqueza y ostentaciones como estas”.


Citó el caso más reciente del convicto Yubel Enrique Méndez, alias Oreganito, a quien se sindica como de uno de los sujetos que mayor fortuna ha amasado proveniente del narcotráfico, y tras cumplir una condena de cuatro años y medio en Estados Unidos regresa al país sin que se le pueda tocar sus bienes.


Dijo que esos sujetos vienen al país generalmente hacer lo que saben hacer, trabajo delictivo, aunque aclara que no todo deportado regresa al país a seguir delinquiendo, pero la reinserción tiene que ser demostrada y no presumida. Citó también el caso de Rolando Florián Feliz, quien dice fue el narcotraficante que duró más tiempo en prisión, condenado por los tribunales del país.


Tratado de extradición, “un simple maquillaje”


El presidente del Consejo Nacional de Drogas, doctor Fidias Aristy calificó la enmienda que hicieron recientemente la República Dominicana y los Estados Unidos al tratado de extradición como un simple maquillaje. Explicó que se trata de un maquillaje que ni siquiera es de buena arte, porque lo que se hizo fue agregar los delitos de nuevas tecnologías que no son más que hechos criminales instrumentales del delito.


Agregó que se incluyeron otras cosas sin mayores repercusión para beneficio de la sociedad dominicana que se ve imposibilitada de juzgar a narcotraficantes que son extraditados a los Estados Unidos, por el impedimento que estipula el principio de la doble persecución.


“Se hizo una enmienda al tratado de extradición que se quiso vender como una gran conquista, eso no fue ninguna gran conquista, eso no fue más que un maquillaje, y ni siquiera un maquillaje de buena arte”, reiteró el presidente del CND.