Guatemala


El Tribunal Supremo Electoral de Guatemala fijó para el 6 de septiembre de 2015 la fecha de las elecciones presidenciales, así como de diputados y autoridades locales en el país centroamericano.


Rudy Pineda, presidente del Tribunal, dijo el sábado que, en caso de haber una segunda vuelta electoral, se realizaría el 25 de octubre.


“Hoy iniciamos oficialmente el periodo eleccionario”, dijo Pineda, e hizo un llamado a los funcionarios para que “en cada centro de votación reine la paz y la armonía, y sobre todo que cada ciudadano pueda ejercer el derecho del voto y se respete la voluntad popular”.


A pesar de que la actividad es una de las más importantes en la vida política del país, la prensa destacó la ausencia a la convocatoria de los responsables de los tres poderes del estado, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, especialmente la del presidente, el general Otto Pérez Molina.


El gobierno del militar se encuentra en una grave crisis política desatada tras descubrirse una escandalosa red de corrupción a través de defraudación al fisco por millones de dólares, supuestamente dirigida por Juan Carlos Monzón, ex secretario privado de la vicepresidenta Roxana Baldetti.


La vida política en Guatemala se ha visto convulsionada por una campaña electoral anticipada realizada por casi todos los partidos en contienda, así como por los escándalos de corrupción, que han dado pie a manifestaciones públicas en las que se exigió la renuncia de Baldetti y Pérez Molina.


En el acto público también se leyó el decreto que convoca a elecciones, donde se establece que el techo máximo de gasto durante la campaña electoral es de 58,2 millones de quetzales por cada partido, equivalentes a unos 7,5 millones de dólares.


Con el anuncio el Tribunal dio el banderazo de salida a la campaña electoral. La inscripción de candidatos podrá realizarse a partir del primer minuto del domingo.