PapaEl papa Francisco defendió hoy el valor del deporte como elemento “fundamental de juego y de actividad de socialización” y criticó que se desnaturalice “bajo la presión de tantos intereses, especialmente económicos”.


El pontífice argentino realizó estas declaraciones en un mensaje enviado al presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, el cardenal Stanislaw Rylko, con motivo ocasión de la celebración del Seminario Internacional de estudio “Entrenadores: educadores de personas”.


Así, refiriéndose a la figura del entrenador, el papa Francisco afirmó que “si tiene equilibrio humano y espiritual, sabrá preservar los auténticos valores del deporte y su naturaleza fundamental de juego y de actividad de socialización”. Lo hará, prosiguió, “impidiendo que el deporte se desnaturalice bajo la presión de tantos intereses, especialmente económicos, cada vez más intrusivos”.


El papa destacó que “la presencia de un buen entrenador-educador resulta providencial sobre todo en los años de la adolescencia y de la primera juventud, cuando la personalidad está en pleno desarrollo y en busca de modelos de conducta y de identificación”. Consideró, además, que “un entrenador puede ser un buen educador de los jóvenes” y que puede ayudarles en su formación, junto a los padres, maestros, sacerdotes y catequistas”.


“¡Qué importante es entonces que un entrenador sea ejemplo de integridad, coherencia, de juicio justo y de imparcialidad, pero también de alegría de la vida, de paciencia, de capacidad de respetar y de benevolencia hacia todos, especialmente hacia los más desfavorecidos!”, remarcó.


Finalmente, animó a los profesionales de este sector a contribuir a crear “un clima de solidaridad y de inclusión de los jóvenes marginados en situación de riesgo de deriva social” en el deporte.