Un padre de Michigan, EEUU, descubrió por qué su hijo Logan, de 12 años, demoraba más que nunca en el baño. La culpa era de un parlante con bluetooth resistente al agua. Logan bailaba al ritmo de un canción de Flo Rida, sin saber que su papá, Josh Fairbanks, que es fotógrado, lo grababa a corta distancia. Su destreza y su actitud al ser descubierto fueron la fórmula perfecta para un viral: 3,2 millones de visitas en su primera semana en YouTube