PanamaEl gobierno panameño anunció el viernes que renovará los permisos temporales de residencia a miles de extranjeros que se beneficiaron con un programa de regularización, y cuyos documentos se vencieron o están por caducar.


La medida aplicará exclusivamente a los extranjeros que se regularizaron con el programa extraordinario “Crisol de Razas”, implementado entre 2010 y 2014.


Al menos 61,000 extranjeros, mayormente colombianos, dominicanos, nicaragüenses y venezolanos, lograron regularizarse con el “Crisol de Razas” que otorgó permisos de residencia por tres y 10 años.


Se aprobó un decreto que establece otorgar a los inmigrantes una renovación de sus permisos por un período de seis años para que puedan seguir viviendo y trabajando en el país.


El presidente Juan Carlos Varela dijo que no se trata de un nuevo programa como el de su antecesor, y que su intención es evitar que los extranjeros queden en situación de irregularidad después de haber contribuido al crecimiento económico de los últimos años.


Pero los opositores al “Crisol de Razas” consideraron que con el decreto, Varela pone en el peligro las plazas de trabajo y el acceso a la seguridad social de los futuros profesionales panameños. “Protejamos la mano de obra nacional, pero tratemos con humanidad a los extranjeros que radican en el país”, dijo en conferencia de prensa el ministro de Trabajo Luis E. Carles.