DominicanoJean Pierre Rodríguez, un dominicano de 24 años de edad que fue acusado de múltiples cargos después de violar sexualmente a una camarera en el edificio donde ella vive en el Alto Manhattan, se declaró culpable de violación, asalto, robo y agresión contra la mujer, mediante un acuerdo con la fiscalía de Manhattan y se enfrenta a una condena que desde los 17 años hasta la cadena perpetua en la cárcel.


La sentencia significa que cuando cumpla ese tiempo, tendrá derecho a pedir libertad condicional, pero el Departamento de Libertad Bajo Palabra se la puede negar de por vida. También será registrado en el Banco de Ofensores Sexuales del Estado de Nueva York.


Los fiscales dicen que Rodríguez, siguió a la camarera no identificada, desde la estación del tren en la calle 168 y avenida Broadway, hasta el apartamento de la víctima. El hecho ocurrió el 15 de julio del 2014, cuando Rodríguez se plantó detrás de la camarera y tras ella abrir la puerta de su apartamento, él la empujó hacia adentro.


Usó un par de tijeras que puso en el cuello de a mujer y dos días después le envió una carta a la víctima, pidiéndole disculpas y diciéndole que había cometido un “error”. “Nunca quise hacerte daño”, le escribió Rodríguez a la violada en la misiva. “En fin… todo lo hizo el diablo que me arrastró hasta abajo, perdóname y por favor vive tu sueño y se la mujer más feliz de la tierra”, añadió Rodríguez en la correspondencia.


La policía identificó al violador después de revisar la cámara de seguridad del edificio ultrajó, situado en la calle 163 y avenida Broadway en el Alto Manhattan, como Jean Pierre Rodríguez, y desató una cacería para capturarlo. Cientos de afiches fueron desplegados en lugares visibles del barrio más poblado por dominicanos y una recompensa inicial de $2.000 dólares, fue ofrecida por información sobre el paradero de Rodríguez.


Se dijo que él fue delatado por un familiar cuando se acercó a un edificio en el que viven parientes suyos en El Bronx. Residía en la avenida Gerard del Bronx. La camarera que trabaja en un restaurante del Bajo Manhattan, vive en el apartamento 4-F del edificio 601 Oeste de la referida calle.


La víctima, fue ingresada en el hospital Presbiteriano que está a cinco cuadras de su residencia. El violador, la atacó a las 11:30 de la noche, luego de seguirla por el pasillo de entrada, se metió con ella en elevador y la siguió hasta el apartamento.


El violador huyó después de la escena. La policía ha distribuido volantes con una foto del prófugo, extraída del video de la cámara de seguridad interior del elevador del edificio.