AmetFuerzas militares y policiales, en coordinación con la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) realizan requisas de manera simultánea en las entradas de las cinco provincias del Este y han ocupado decenas de armas de fuego y retenido cientos de vehículos y motocicletas, por estar desprovistos de documentación.


Los retenes son visibles en Hato Mayor, San Pedro de Macorís, El Seibo, La Romana e Higüey, a cargo de militares que portan armas largas. Mientras, los agentes de la AMET y la DNCD detienen y requisan los vehículos que entran y salen a las distintas ciudades.


La acción, dijo un alto oficial que no quiso revelar su identidad, procura incautar y detectar a delincuentes y armas ilegales, así como drogas narcóticas.