ArmasEl juez de la Atención Permanente de esta ciudad dictó tres meses de prisión como medida de coerción contra un raso de la Policía Nacional que supuestamente alquilaba su arma de reglamento a delincuentes.


Franklin Ramón Pozo, quien prestaba servicio en la Policía Preventiva de esta ciudad, fue enviado a la cárcel para militares en Najayo. El raso policial fue arrestado luego que Cristopher Ramón Encarnación de los Santos fuera herido de bala cuando cometía un atraco a un almacén ubicado en el mercado público, donde se le ocupó el arma de fuego del militar.


Los oficiales investigadores persiguen a un tal “Juan Calixto”, quien logró escapar en medio del atraco, donde un empleado del almacén de provisiones hirió a Encarnación de los Santos. El establecimiento comercial es propiedad de Alejandro Dipré, quien radicó la querella en contra de los alegados delincuentes, que tienen residencia en el sector de Jeringa donde también reside el agente policial arrestado.