CulpableJason King (K-Slay) se declaró culpable en la Corte Superior de Providence por el asesinato del presunto narcotraficante de marihuana dominicano Luis Aquino y herir de gravedad a Jonathan García, compatriota de la víctima.


El pandillero enfrenta hasta más de 50 años en la cárcel por el cargo de asesinato en segundo grado, cuando mató a Aquino e hirió a García en medio de una transacción de drogas, según dijeron los fiscales. King, según la policía se desplazó con otros dos hombres desde Connecticut a Providence el 4 de noviembre del 2013, para supuestamente comprar una gran cantidad de marihuana, pero en realidad se trataba de un “tumbe” previamente planeado, acorde con los investigadores.


La transacción tuvo lugar en el aparcamiento del club “Secreto” situado en la calle Public, donde se originó el enfrentamiento por diferencia en el precio. Aquino y García habían cumplido condenas por narcotráfico y allanamiento de morada.


King y sus cómplices, les robaron la marihuana a los dominicanos y huyeron luego de dispararle mortalmente a la víctima, al que dejaron desangrándose en el pavimento. El acusado fue arrestado en Connecticut y extraditado a Rhode Island, un mes después del asesinato de Aquino y las heridas a García.


Otro acusado y cómplice de King, es Lloyd Streater, quien fue detenido en New Haven (Connecticut) y se declaró culpable de conspiración, posesión de armas y tráfico de entre 1 a 5 kilos de marihuana. El tercer sospechoso, no ha sido arrestado.


El arma usada por King para asesinar a Aquino fue hallada en la escena del crimen, dijo la fiscalía. García, quien se declaró “no culpable” fue condenado a 10 años de cárcel en abril y otros 15 meses en libertad condicional.