Residents clear debris as they look for their belongings from collapsed houses following Saturday's earthquake in BhaktapurLas autoridades nepalíes y extranjeras continuaban la búsqueda el viernes de miles de personas aún desaparecidas tras el devastador sismo de la semana pasada, mientras la ayuda comenzó a llegar de a poco a los afectados en zonas remotas del país.


La cifra confirmada de muertos por el desastre del sábado pasado aumentó a 6.250, con 14.357 heridos, según el Gobierno. No hay números oficiales de desparecidos, pero aún se están recuperando cuerpos de los escombros y los trabajadores de rescate no han podido llegar a las áreas más lejanas.


En la capital, Katmandú, muchos cuerpos sin reconocer eran incinerados rápidamente debido a la presión de las morgues. Además de la posibilidad de enfermedades, el hedor de los cuerpos en descomposición en los edificios derrumbados se extendía por las localidades.


Muchos cuerpos podrían ser trabajadores migrantes de la vecina India, quienes vivían solos en la nación himalaya, dijeron autoridades locales. “Las morgues están repletas más allá de su capacidad y hemos dado la instrucción de que incineren los cuerpos inmediatamente después de que sean sacados”, dijo Raman Lal, funcionario de la fuerza paramilitar india que trabaja en coordinación con las fuerzas nepalíes.


Hasta 1.000 europeos están desaparecidos, la mayoría en trayectos de populares rutas de senderismo, dijo la directora de la delegación de la Unión Europea en Nepal. “No sabemos dónde están, o dónde podrían estar”, dijo la embajadora Rensje Teerink a periodistas. Las autoridades dijeron que era difícil rastrear a los desaparecidos porque muchos mochileros no se registran ante sus embajadas en el país.


Teerink añadió que la mayoría eran turistas desaparecidos en las regiones de Langtang y Lukla. La primera es una región de senderismo al norte de Katmandú, afectada por una enorme avalancha y deslaves y Lukla es el punto de partida hacia el campamento base en el Everest.


Sin embargo, el Ministerio del Interior de Nepal dijo que no había sido informado de que el número de ciudadanos europeos desaparecidos podría ser tan alto. “Si ese es el caso, entonces ¿por qué las embajadas no nos informan? ¿Por qué no han contactado al gobierno de Nepal?”, dijo el portavoz del ministerio del Interior, Laxmi Prasad Dhakal, a Reuters.


El número de desaparecidos originarios de Francia, Italia y España suma 221, según las llamadas que Reuters hizo con los gobiernos respectivos, mientras que otras naciones europeas aún no han facilitado cifras actualizadas sobre sus ciudadanos perdidos.