CondenaEl mecánico dominicano Pablo Marino Chalas, de 46 años de edad, que se declaró culpable por tráfico de cocaína en la corte federal de Rhode Island, fue sentenciado a cinco años en la cárcel y otros cuatro en libertad condicional por venta de cocaína y crack en su taller “Arnold & Tire Auto”, donde mantenía el punto de los psicotrópicos.


Enfrentaba hasta 80 años en prisión y multa de $7 millones de dólares de haber ido un juicio y no negociar con la fiscalía federal. Chalas, fue detenido por agentes de la DEA, mientras mantenía un punto de drogas en un taller de mecánica en la ciudad de Woosocket.


Se declaró culpable en base a un acuerdo con los fiscales federales, por traficar 28 o más gramos de cocaína y dos cargos de distribución de crack. Chalas cayó en manos de la DEA y otras agencias de la ley como parte de los operativos que lleva a cabo esa agencia federal anti drogas, contra el narcotráfico en la región de Nueva Inglaterra.


El expediente dice que Chalas vendió cocaína y crack en su taller “Arnold Tire & Auto” y admitió que había distribuido 102 gramos de ambas drogas o menos de cuatro onzas en tres ocasiones, entre enero y junio del 2011. Un informante de DEA le compró cocaína a Chalas quien fue detenido después de una tercera venta, el 28 de junio y ha estado preso desde su arresto. Fue condenado por el juez federal John J. McConnell Junior.