ChinaComo parte de un operativo contra el comercio ilegal, las autoridades en China destruyeron el viernes 662 kilos de marfil que fue confiscado. Frente a reporteros en un suburbio de Beijing, autoridades ambientales trituraron en una máquina colmillos de marfil enteros y piezas labradas.


China prohíbe el tráfico de marfil, pero en 2008 logró una excepción en un tratado global de comercio de marfil para poder importar piezas legales de tallados tradicionales que pueden venderse dentro del país. Los ambientalistas dicen que este comercio legal ha hecho que resurja la demanda por el marfil y además da una fachada ideal al mercado negro. Ellos han pedido a China que prohíba por completo las importaciones y el comercio.


En febrero, China anunció una prohibición provisional de un año en todas las importaciones bajo el argumento de que permitiría a las autoridades medir el efecto en la caza ilegal.