CDEEEEl Departamento de Ingenieros y Técnicos del Centro de Control de Energía de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), comunicó que de acuerdo a las investigaciones realizadas, el apagón general que se produjo la noche del sábado se debió a una explosión producida por la contaminación y falta de mantenimiento en la subestación Itabo, la cual corre a cargo de la empresa EGEITABO.


Este apagón que afectó al país incendio un aislador de la subestación Itabo, que sacó del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) a las plantas generadoras Itabo I y II, que aportan 250 megavatios en conjunto, explica un comunicado de prensa de la corporación estatal.


Sin embargo, el hecho generó dudas este domingo entre los usuarios de redes sociales, al punto de que muchos calificaron como sospechosa la interrupción generalizada del servicio eléctrico, mientras que otros fueron más puntuales al relacionarlo con un posible sabotaje o estrategia para ahorrar dinero. Este blackout, como también se conoce en inglés a un apagón general, dejó pérdidas millonarias al al comercio nacional, sobre todo en aquellos cuyos productos exigen mantenimiento constante en condiciones refrigeradas.


Sobre el apagón, los técnicos determinaron que los efectos de la avería se trasladaron a todo el SENI, causando una salida en cadena de las plantas generadoras, debido a que la subestación afectada no cuenta con la protección diferencial necesaria para aislarlo, en casos como el sucedido el sábado en la noche.


En el proceso de restablecimiento de la normalidad en el servicio eléctrico, después de haber sufrido un apagón general (blackout) hasta la media mañana de este domingo, las autoridades decían suplir el 84% de la demanda. Las explicaciones fueron ofrecidas por Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente de la CDEEE, quien informó que a las 5:00 de la mañana ya era cubierta el 70% de la demanda de energía.


Explicó que en a la caída del sistema, ocurrido a las 10:03 de la noche, contribuyeron otros factores, como la salida de la unidad Quisqueya II, de la Barrick Gold, pocos minutos después de ocurrir la avería, “lo que denota que sus protecciones están más sensibles que el resto de unidades generadoras y líneas de transmisión del SENI”.


Indicó que el sistema comenzó a recuperarse 35 minutos (10:38 de la noche) después de ocurrido el blackout, con la entrada al sistema de la generadora hidroeléctrica Palomino, y que a la 1:12 de la madrugada del domingo, comenzaron a subir los circuitos.


Itabo niega atribución culpa


De su lado, la empresa generadora de electricidad Itabo negó que la falla ocurrida en la subestación Itabo Gas fuera la causa que produjera el apagón general y aclaró que todos sus mantenimientos se realizan en conformidad con las programaciones del Organismo Coordinador (OC).


“Un evento indeseable como las fallas de aisladores no debe llevar a un colapso total del SENI (Sistema Eléctrico Nacional Interconectado). Si las coordinaciones de protecciones – de los generadores, de las líneas de transmisión y del deslastre de carga de las distribuidoras- funcionan de manera adecuada, las mismas deben aislar automáticamente las fallas y mantener la estabilidad del SENI”, explicó la empresa generadora en un comunicado de prensa.


La empresa Itabo sugirió esperar la conclusión de las investigaciones del Comité de Análisis de Fallas que coordina el Organismo Coordinador, “para identificar todas las causas del evento y sumarse a la solución en conjunto con todas las instituciones envueltas en el mismo, para evitar su recurrencia, ya que las informaciones e investigaciones que se tienen hasta el momento, son preliminares”.


La empresa recordó que el mantenimiento de las subestaciones se hace en total coordinación con el OC y la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED), siguiendo la disponibilidad de líneas definida por ésta.