CartelEl Cartel de Sinaloa, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas del mundo con base en México, forzó al narco dominicano José Mercedes (Hippie) a entregarle dos familiares en garantía por el dinero generado de la venta de cientos de kilos de heroína y cocaína en Nueva York y otros estados de Estados Unidos, informó el tabloide local NY Daily News en su edición de este viernes.


El medio señala que Mercedes, arrestado el domingo último en un allanamiento de DEA en El Bronx, donde se encontró heroína valorada en $50 millones de dólares y le confiscaron $2 millones en efectivo, entregó “familiares cercanos” al cartel mexicano.


El Daily News sostiene que no es la primera vez que un narcotraficante local, se ve obligado a poner una garantía humana a los proveedores de drogas en México, según filtró una fuente de la investigación al periódico. “Hemos visto esto antes en los casos de las organizaciones de suministro de narcóticos afiliadas al cartel de Sinaloa”, añadió la fuente al tabloide.


La banda dirigida por Mercedes, distribuía heroína en cinco estados del Noreste de Estados Unidos y recibía el suministro desde Culiacán (México) por tierra. Los familiares de Mercedes no fueron tomados como rehenes, pero el cartel los mantuvo bajo estrecha vigilancia y bajo amenazas de represalias si algo salía mal.


Mercedes de 46 años de edad y el también dominicano Jency Cruz Francisco de 19, fueron arrestados después de que la DEA emplazara una investigación sobre ellos, luego de la detención de un hijo del capo criollo que lleva su mismo nombre y otro dominicano identificado como Juan Infante, cuando los dos primeros estaban a punto de recoger un cargamento de drogas en New Jersey.


Los federales investigaron durante un año a Mercedes, además del Departamento de Seguridad Nacional y la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE). La DEA dijo que se trata de la mayor cantidad de heroína confiscada en los últimos años en Nueva York y la cuarta más grande en la historia del combate a las drogas ilegales en los Estados unidos.


La Fiscal Especial Anti Narcóticos Bridge G. Brennan dijo en una conferencia de prensa junto a otras autoridades, que el allanamiento se realizó el domingo y la heroína estaba escondida en una “trampa” construida bajo el suelo y cubierta por un carro Chervolet Suburban, un vehículo deportivo que los sospechosos tenían estacionado en un lote detrás de la vivienda situada en el 210 de la calle 251, cerca de la prestigiosa escuela secundaria Horace Man y el Colegio Comunitario Manhattan College.


Los $2 millones en efectivo estaban escondidos debajo de las tablas de uno de los pisos de la casa. También se incautaron de un arma de fuego no especificada. Los agentes de la DEA que capturaron a los cuatro dominicanos, se centraron en una operación que involucró a Infante y Mercedes Junior, detenidos en noviembre del 2014, quienes fueron acusados de varios delitos por narcotráfico.


El padre es acusado de dirigir el grupo y ser el jefe del tráfico de heroína. La droga era enviada desde México y distribuida en Nueva York, Connecticut, New Jersey, Pensilvania y otros estados de la región Noreste de Estados Unidos. La fiscal dijo que los acusados estaban esperando otro cargamento grande de heroína el fin de semana último.


Dos de los sospechosos, fueron seguidos por los agentes cuando viajaban en el Chevrolet y otro vehículo a una zona industrial en Montville (New Jersey), donde estaban estacionados camiones de remolques y luego se movieron a la zona de El Bronx donde cayeron en manos de la DEA.