AmazonEntregar paquetes en el lugar que quieras, por vía aérea, a través de un drone, en solo 30 minutos esa es la visión de Amazon, y la compañía acaba de dar otro paso en esa dirección.


Poco después de obtener el permiso para realizar vuelos de prueba experimentales por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) en marzo, la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU. ha publicado la solicitud de patente de Amazon para su sistema de entregas con drones.


La solicitud de patente revela nuevos detalles sobre cómo funcionaría la entrega por medio de drones. Para empezar, Amazon quiere ir más allá de la entrega a domicilio. Están pensando en hacer entregas a donde te encuentres en ese momento.


La solicitud de patente describe una opción para los clientes llamada “Bring It To Me” (Tráemelo). Con esta opción, al hacer uso de los datos de GPS del teléfono móvil del cliente, el drone localiza y entrega el artículo en esa ubicación. Una vez el cliente hace el pedido, él o ella no tiene que permanecer en un solo lugar.


La solicitud de patente describe un caso en el que el usuario hace un pedido mientras está en casa, selecciona la opción de que le lleven el artículo a su ubicación actual (la entrega se lleva a cabo en un lapso de 30 minutos desde que se hace el pedido) y luego se dirige a la casa de un amigo, a tres cuadras de su casa.


“Mientras el artículo que fue ordenado se saca del inventario, es posible determinar la ubicación actual del dispositivo móvil del usuario y la ubicación de la entrega se actualiza por consecuencia. Por lo tanto, el artículo que fue ordenado será entregado al usuario mientras él se encuentra en la casa de su amigo, o en cualquier otra ubicación”.


Pero las entregas no solo se limitan a los hogares. Incluso se habla de que los drones harán entregas en barcos. También se detalla la visión de Amazon en relación a de qué manera operaría de manera segura. El drone trazaría su ruta de navegación al basarse, en parte, en información obtenida de otros drones, de manera similar a como operan los aviones comerciales.


Otros drones “podrían brindar información sobre el clima (por ejemplo viento, nieve y lluvia), las condiciones de aterrizaje, el tráfico, etc. El UAV (vehículo aéreo no tripulado o drone) podría utilizar esta información para planificar la ruta desde la ubicación de salida hasta la ubicación de entrega”.


Si el drone debe atravesar una autopista, carretera interestatal o calzada transitada, “la navegación de la ruta podría ser ajustada para minimizar la intersección entre el trayecto del UAV y el camino”. Además, el drone constantemente monitorearía si hay humanos o animales en su trayecto o trayecto planificado. El drone sería capaz de cambiar su trayecto “para evitar a esos humanos u otros animales”.


“Cuando el UAV llega al lugar de la entrega, identificará un área en la ubicación donde pueda acercarse al suelo de manera segura, o a otra superficie, y dejar el artículo del inventario; de esa manera quedará completada la entrega. Esto podría hacerse a través de la asistencia de un controlador de entidad remota que tome control y/o le brinde instrucciones de control al UAV para ayudarlo a aterrizar en la ubicación de la entrega”.