texas-inundacionesUn día después de unas lluvias récord que dejaron tres muertos y arrasaron cientos de casas en Texas y Oklahoma, la amenaza continúa en forma de inundaciones.


Las crecidas de ríos y arroyos aún son difíciles de contener y podrían provocar más inundaciones y aunque la cantidad de lluvia ha disminuido, como el suelo está saturado, cualquier pequeña cantidad podría tener consecuencias devastadoras, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional advirtió.


La lluvia que cayó la noche del sábado al norte de Texas y Oklahoma rompió varias presas, mientras los equipos de emergencia luchaban para sacar a los residentes locales de una inundación.