AIRDLa Asociación de Industrias de la República Dominicana consideró como alarmante el hecho de que del 2012 a la fecha el valor de las exportaciones nacionales no mineras cayeran en valor más de un 20%.


“Significa que de cada cinco dólares que recibíamos por el valor de nuestras exportaciones nacionales no mineras en el primer trimestre del 2012, en el primer trimestre del 2015 dejamos de recibir un dólar”, explicó Campos de Moya, presidente de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD).


Señaló que ciertamente la variación de precios de algunos de nuestros productos puede explicar parte de este descenso, pero que la AIRD entiende que simplemente República Dominicana no encuentra todavía el rumbo de un crecimiento sostenido de las exportaciones, tanto en volumen como en valor.


En el primer trimestre del presente año, según el Banco Central, las exportaciones de bienes cayeron un 5% con relación al primer trimestre del 2014 y, como ya señalara un economista, es la reducción más significativa que han tenido en un trimestre en los últimos cinco años, y es el tercer trimestre consecutivo en que éstas caen. Incluso dejando de lado el oro que ha tenido caída significativa en sus precios internacionales, las exportaciones nacionales cayeron un 4.3% en el primer trimestre del 2015 con relación al 2014.


“¿Qué estamos haciendo mal que el aparato productivo nacional todavía no acaba de estabilizar un crecimiento sostenido de nuestras exportaciones? ¿Cuáles son las implicaciones económicas y sociales de las políticas productivas que estamos implementando en República Dominicana? ¿Cuáles son las áreas que, como empresas y como Gobierno, deberíamos consensuar impulsar sin mayor dilación para que nuestra reacción ante la situación sea tan contundente que podamos revertirla y retomar el camino del crecimiento de nuestras exportaciones?”, se preguntó De Moya.


Afirmó que cuando un sector cae en un indicador tan importante como el valor de las exportaciones tres trimestres consecutivos y desciende más de 20% en tres años ya no puede sostenerse el discurso de que algo temporal. “Mantenemos la esperanza de que el diálogo público-privado y la conciencia clara de que es posible revertir la situación, contribuya a encontrar respuestas. Todos sabemos que crecer en el mercado interno no es la respuesta fundamental, aunque es necesario, sin el incremento de nuestras exportaciones de modo sostenido, República Dominicana se quedará rezagada, con todas las consecuencias que esto implica”, advirtió De Moya.


La AIRD ha estado impulsado encadenamientos productivos, así como facilitar la innovación tecnológica, pero para el incremento de las exportaciones y la internacionalización de las empresas se requieren nuevas y más fuertes medidas que no solo faciliten la labor productiva, sino que además incentiven a sectores clave en su ruta a los mercados externos.