OposicionEl reconocido ex dirigente político y empresario, Guillermo de la Cruz, afirmó que el expresidente Leonel Fernández busca destruir los éxitos del PLD que él mismo ayudó a construir, por ambición y envidia, “con lo que les abre las puertas a los opositores”.


Añadió que “el mismo Leonel sabe que Danilo Medina es el único del PLD (Partido de la Liberación Dominicana) que puede repetir un triunfo electoral, si Leonel es el que va como candidato, ni con magia gana, porque aunque hizo muchas cosas buenas, en el comienzo de su gobierno, terminó con muchas muy malas, como preocuparse sólo de su gabinete, el gobierno y no del pueblo”.


Sostiene que “lo contrario ocurre con Medina, que desde su comienzo, ha estado trabajando para el pueblo. Leonel lo que quiere es tumbar a Medina, sin pensar en el pueblo y tirarse al rio, aunque, se ahogue”. Señaló que el también líder del PLD, “ha abierto una peligrosa y delicada confrontación con sus compañeros de partido”, en la que sobresalió la soberbia y el afán de creerse que es el único, y el dueño de la decisión del pueblo dominicano.


“Con todo el respeto que nos merece el ex presidente Fernández, creo que debió asumir una posición humilde y de reconocimiento al trabajo que también hecho sus compañeros que le adversan y que como todos, tienen el mismo derecho que él a asumir posiciones que consideren correctas”, agregó de la Cruz.


“La misma constitución que el ex presidente Fernández invocó para justificar su posición contra la modificación constitucional para la reelección del presidente Danilo Medina, nos da a todos el derecho de debatir, sin desmedro de los méritos de los demás, aspecto que no tomó en cuenta y desconoció en su discurso”, dijo el ex dirigente.


Señala que a Leonel, hay que reconocer que ha sido un pilar instrumental en la construcción del PLD y las victorias electorales del partido, “pero eso no de la da albedrío para desmeritar los aportes de los demás”. Considera que aparte de desconocer la decisión de 23 miembros del Comité Político (CP), en su discurso del lunes en la noche, el ex presidente, se mostró “áspero”, “irritante” y “en una actitud de confrontación”.


Llamó tanto a Leonel como a todos los demás líderes del PLD a buscar fórmulas de avenencia para que lleguen a un punto en el que garanticen la unidad del partido y evitar que se abra la brecha a la oposición que “debe estar frotándose las manos en este momento”. Rechazó el alegato de que Leonel ha perdido puntos con su discurso y agrega que independientemente de lo que se quiera promover, los aportes del ex presidente, son tan necesarios como los de todos los demás.


Recordó las nefastas historias de divisiones en organizaciones que otrora se presentaban como la “esperanza” de los dominicanos, pero que han terminado desgarrándose internamente, cayendo en estrepitosos fracasos electorales sucesivos y ganándose y el rechazo de la mayoría del pueblo, “por los espectáculos denigrantes” que han escenificado sus líderes, motivados sólo por la ambición de sus intereses particulares.