Inmigrante


El secretario general de la Organización Marítima Internacional (OMI), Koji Sekimizu, dijo hoy en una conferencia en Singapur que hasta 450.000 inmigrantes pueden tratar de cruzar el Mediterráneo este año y advirtió de que, si no se hace nada, podría haber hasta 10.000 muertos.


Sekimizu señaló que unos 170.000 inmigrantes intentaron atravesar el Mediterráneo para entrar en Europa en 2014 y más de 3.000 perdieron la vida, según la información del medio Seatrade.


El secretario general de la OMI indicó que no se había hecho nada desde entonces, por lo que instó a los gobiernos, particularmente a aquellos bañados por el Mediterráneo, a adoptar medidas de seguridad que atiendan este problema.


La conferencia marítima Sea Asia se celebra desde ayer hasta mañana en Singapur y atrae a expertos del ramo del todo el mundo.


El llamamiento de la OMI surge el mismo día en el que Amnistía Internacional (AI) exigió a Europa que ponga en marcha una operación conjunta para “salvar vidas en el Mediterráneo”, tras constatar el aumento de las muertes de emigrantes y refugiados que tratan de alcanzar las costas de la Unión Europea (UE) tras el fin de la operación “Mare Nostrum”.