Kenia


Un estudiante murió y otros 150 resultaron heridos el domingo en un campus de Nairobi en una estampida provocada por la explosión de un cable eléctrico que hizo temer un nuevo ataque islamista, indicó a la AFP el vicepresidente de la universidad.


“Un cable eléctrico explotó en el exterior de la residencia universitaria (…) los estudiantes creyeron que había un ataque”, diez días después del que perpetró un comando islamista contra la universidad de Garissa y que dejó 148 muertos, indicó Peter Mbithi.